Bryan Castillo.30 octubre, 2019
Este fue el chanchito que rifaron en el 2017 y que se salvó gracias al buen corazón de los ganadores. Foto: John Durán.
Este fue el chanchito que rifaron en el 2017 y que se salvó gracias al buen corazón de los ganadores. Foto: John Durán.

Así como el gordo navideño aumentó de peso este año, en la Asociación de Desarrollo Integral de la urbanización La Chorotega de Alajuelita no se quisieron quedar atrás y esta vez no rifarán un chancho sin una pata, ¡serán dos!

El 10 de agosto del 2017 hicimos famosa una curiosa rifa que hizo este grupo vecinal, esta tenía como fin recaudar fondos para la construcción de un planché multiusos.

En aquel momento, el grupo vendió 100 números a tres rojitos cada uno, el primer premio era un chacho casi completo porque el ganador se llevaría al animalito sin una pierna.

No se trataba de un chanchito cojo, sino que más bien, quien tuviera el segundo número favorecido, se ganaría la pata que le hacía falta, mientras que el tercer lugar se llevaría dos botellas de ron.

El sorteo se hizo el 20 de agosto aprovechando el sorteo de la Junta de Protección Social que ese día sacó el 91 como número ganador.

La inusual rifa le dio la vuelta al país y al mundo. En Facebook hasta hicieron una campaña para que al cerdito no lo convirtieran en unos deliciosos chicharrones.

“Con los fondos lo que pretendemos es ayudar a la comunidad para darle una imagen”. Gerardo Castillo, presidente de la asociación.

Esto conmovió a los ganadores del primer y segundo premio, quienes acordaron dos días después del sorteo, recibir ¢75 mil y ¢25 mil a cambio de no darle muerte al ejemplar.

Al año siguiente, la Asociación organizó la misma rifa, con el dinero se iban a terminar de afinar algunos detalles del planché.

Eso sí, hubo dos variaciones, la primera fue que iba a hacerse con el sorteo del gordo, el 16 de diciembre del 2018, y la segunda fue que el ganador del tercer premio recibiría media caja de birras. El número de la suerte resultó ser el 19, al revés del que salió en la primera rifa.

El chanchito de la segunda rifa no corrió con la misma suerte del primero y se le aplicó lo que dice el popular dicho “a todo chancho le llega su Navidad”, ya que sí terminó en una olla.

En esa oportunidad, el afortunado lo donó a la asociación y sus integrantes ni lerdos ni perezosos lo convirtieron en un delicioso arroz con carne que fue vendido para obtener más recursos en beneficio de la comunidad.

Este fue el que rifaron en el 2018 y lo mandaron a la olla. Foto: Archivo.
Este fue el que rifaron en el 2018 y lo mandaron a la olla. Foto: Archivo.
Un pegue

Este 2019 la tradición se mantendrá, se hará con el sorteo del gordo del 15 de diciembre, cada número costará tres rojitos; sin embargo, a petición del público, no rifarán un chancho sin una pierna, sino que serán dos.

Esta información la confirmó Gerardo Castillo, presidente de este grupo de lugareños, quien contó que la decisión la tomaron debido al pegue que tuvieron en las ediciones anteriores.

Fue tal el éxito que se mandaron con dos emisiones, o sea, dos talonarios de números.

“Ya mandamos a hacer dos talonarios, entonces habrá seis ganadores, los dos primeros premios serán dos chanchos sin una pierna, los segundos serán las dos piernas y los terceros serán dos botellas de whisky etiqueta negra”, detalló.

De acuerdo con Gerardo, los chanchos los entregarán muertos, a no ser que algunos de los ganadores quiera perdonarles la vida.

El inventor
El creador de esta curiosa rifa es Alonso Salinas, él fue presidente de esta asociación entre el 2017 y 2018. Aunque ya no ocupa ese cargo, nos dijo que se pellizcará para vender varios numeritos.

“Se van a entregar listos para que los hagan chicharrones, se les quitarán las partes que no sirvan para que los ganadores dispongan de la carne apenas tengan el premio”, destacó.

El dinero recaudado lo utilizarán para dotar de recursos al equipo Chorotega Futsal, el cual busca alejar a niños y jóvenes de las drogas. Los números se pondrán en venta a partir del 11 de noviembre, aunque se pueden apartar a partir del 30 de octubre llamando al 2254-7579 y 8673-4802.

Verán a las víctimas

Días después de poner en venta los números, Gerardo nos dijo que le harán una visita a varias chanchitos para asegurarse que los premios estén bien ricos.

“Todavía no hemos definido en dónde los vamos a comprar. Lo que sí haremos es elegir a los que se vean mejor para que los ganadores los disfruten”, mencionó.

La idea es que cada ejemplar pese entre 60 y 70 kilos.

María Luisa Ávila y Figueres apuntados

La doctora María Luisa Ávila nos confirmó que este año comprará al menos cinco numeritos.

Ella participó en las dos ediciones anteriores aunque no tuvo suerte. Para este 2019 la doc espera ganarse alguito.

Otro que también se apuntó a la primera rifa fue José María Figueres, presidente de Costa Rica entre 1994 y 1998, quien en esa oportunidad jugó el 94.

De hecho, Gerardo nos confirmó que el exmandatario ya se puso en contacto con uno de los vecinos para dejarse algunas acciones.

La doctora María Luisa Ávila va a comprar cinco numeritos. Foto: Archivo.
La doctora María Luisa Ávila va a comprar cinco numeritos. Foto: Archivo.