Bryan Castillo.8 enero
La crema de Rosas solo cambió de presentación, no desapareció. Foto: Bryan Castillo.
La crema de Rosas solo cambió de presentación, no desapareció. Foto: Bryan Castillo.

Algunas personas creen que la crema de rosas desapareció, pero deben mantener la tranquilidad, ya que solo está un poco chollada de tanto uso que le dan los costarricenses.

Resulta que la producción de la famosa crema no dio abasto debido a la huelga del 2018 en la que participaron trabajadores de la Caja, así que los encargados del laboratorio buscaron refuerzos y contrataron a un proveedor nacional para producir parte de los los 4.800.000 tubos de pomada que reparten a los pacientes todos los años.

Esa empresa le echó el hombro (produjo menos de un millón), pero a los tubitos les puso un fondo azul y le quitó el rosado que impera en los que produce la Caja.

Luis Porras, gerente de logística de la Caja, nos confirmó que la crema de rosas está disponible en su tradicional rosado y en azul, esta última es la que ha hecho pensar a la gente que la anterior había cantado viajera y que seguirá hasta agotar existencias.

El ungüento es uno de los que más pide o le recetan a la gente y ya tiene 51 vueltas de estar sanando heridas en la piel, por lo que es muy popular en Tiquicia.

Tener una cremita de rosas en la casa es una tradición para los ticos, tanto así como desayunar gallo pinto o guardar la jamita en las tazas de mantequilla. Para muchos es la pomada canaria y la tienen guardada en la mesa de noche, porque en cualquier momento la pueden necesitar.

Este ungüento lo produce la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y su nombre obedece a que antes se extraía la esencia de los pétalos de rosa de forma manual.

Otros ingredientes que la componen son la cera de abeja, la lanolina, el aceite mineral y la vaselina, una combinación muy eficaz para regenerar y nutrir la piel.

¢254 es el costo de producción de cada tubo.

Gracias a estos componentes, el producto es ideal para personas como Mauricio “Chunche” Montero, quien se cholló las nalgas como jugador, los bebés y sus irritaciones de piel e incluso muchos se los recomiendan a los chimados que sufren por algún resultado deportivo.

Según datos de la Caja, la crema se receta en todos los centros médicos y en los Ebáis pues se ha ganado la confianza de la gente a punta de frotadas, sin embargo, en donde más se entrega la crema es en los hospitales de Geriatría y Gerontología, de Niños y en el Centro Nacional de Rehabilitación.

Debido a esto, son los pequeños, los adultos mayores y las personas con algún problema en la piel como quemaduras, llagas y úlceras, quienes más la utilizan. También se le ha entregado a quienes reciben tratamientos de radioterapia o los que llegan quemados después de pasar mucho tiempo en la playa.

La crema de Rosas cambió su color rosado por el azul. Foto: Archivo.
La crema de Rosas cambió su color rosado por el azul. Foto: Archivo.

Carlos Jiménez, subdirector del hospital de Niños, confirmó que esta crema es de las que más recomiendan a los menores.

“Se utiliza para inflamaciones de la piel que son muy frecuentes por alergias o cuando hay resequedad. Para lo que es dermatitis provocada por el pañal se combina crema de Rosas con óxido de zinc para aliviar”, comentó.

Jiménez reconoció que este medicamento es uno de los mejores, de este tipo, que hay en el mercado.

“Yo cuido tanto las cremas que cuando se me están gastando las corto con tijeras para sacarle todo y aprovecharlo”. Maricruz Leiva.

“En adultos mayores que están encamados se les pone crema de rosas para humectar su piel”, añadió.

Carlos Bravo de la clínica Dermatología Integral, aseguró que las propiedades de la crema son muchas, aunque comentó que a algunas personas no les gusta usarla.

“Uno de los defectos que tiene es que es muy grasosa y eso se debe a la lanolina, otra desventaja es que podría, como cualquier medicamento, ser alérgico, pero es una buena crema”, expresó.

Es milagrosa

La carismática presentadora Maricruz Leiva es una de las tantas personas que a diario usa esta pomada.

El 8 de setiembre del 2018, Maricruz fue internada en el hospital San Juan de Dios luego de verse afectada por una aparente mala praxis, tras someterse a una liposucción que le quemó la piel del abdomen y la espalda.

Según cuenta, desde su internamiento hasta la fecha ha utilizado la crema y a la cual calificó como milagrosa.

“Es milagrosa y fenomenal, cuando me ardía la piel y el dolor era terrible, una de las cosas que me aliviaba era la crema de rosas”, detalló.

Explica que todos lo meses va a cita y que le recetan seis tubos para que las heridas no se le abran.

“Yo todavía tengo ardor, yo cuido tanto las cremas que cuando se me están gastando las corto con tijeras para sacarle todo y aprovecharlo”, expresó.

Maricruz Leiva sigue usando crema de Rosas para sus heridas. Foto tomada de Facebook.
Maricruz Leiva sigue usando crema de Rosas para sus heridas. Foto tomada de Facebook.
Tatuajes bien cuidados

Greivin Madrigal es otra persona que confirma la calidad de la crema, pues lo ha comprobado cuando se hace un tatuaje.

“Las heridas de los tatuajes son una especie de quemadura, entonces lo idea es usar una crema que humecte y una de las que hace muy bien ese trabajo es la crema de rosas”, detalló.

Según él, esta pomada también ayuda a que el dibujo no pierda los detalles ni el color.

“Lo que siempre se me ha recomendado es usar cremas hasta quince días después de hacer un tatuaje para evitar alguna infección y que la piel sane rápido”, añadió.

De acuerdo con los expertos, la crema de rosas es usada para quemaduras solares de primer grado, talones secos, dermatitis, alergias y chollonazos.

Greivin cuida sus tatuajes con cremita de Rosas.
Greivin cuida sus tatuajes con cremita de Rosas.