Yenci Aguilar Arroyo.Hace 6 días
Los productores destacan en las ferias sus precios accesibles, la comodidad de sus instalaciones y la variedad de productos. Melissa Fernández.
Los productores destacan en las ferias sus precios accesibles, la comodidad de sus instalaciones y la variedad de productos. Melissa Fernández.

Tony Loaiza asiste todos los domingos a la feria del agricultor, en Zapote, y afirma que ahora con más razón mantendrá esta costumbre, pues no debe pagar el impuesto sobre el valor agregado (IVA) por las frutas y verduras que compra.

“En cada visita procuro llevarme todo lo que necesito para la semana. Además, de vez en cuando compro carne y hasta aprovecho para desayunar, la feria es un lugar completo para hacer las compras en familia”, agregó.

Y es que con la entrada en vigencia del IVA, los productores de las ferias del agricultor le garantizan a sus clientes que podrán llevarse toda la mercadería a precios cómodos.

“Nosotros le podemos decir a nuestros clientes que compren tranquilos, en la feria del agricultor no le aplicamos el IVA”, manifestó Wenceslao Bejarano, presidente de la Junta Nacional de Ferias del Agricultor, ente que tiene inscritas a 87 ferias en el país.

Ventajas de feria

Bejarano afirmó que en el caso de los productores, el IVA aplica cuando hacen compras de insumos, para llevar a cabo el proceso productivo.

“Nosotros tendremos que pagar un uno por ciento a la hora de comprar abonos, fertilizantes, herbicidas o herramientas como palas o carretillos. Sin embargo, no trasladaremos ese impuesto a los consumidores”, manifestó.

El también productor destacó otros beneficios de acudir a la feria del agricultor.

“Quienes compran nuestros productos pueden encontrar mercadería fresca y de calidad y al día de hoy, muchos productores siguen dando feria (alguna regalía), eso se encuentra poco en los comercios del país”, expresó.

“Lo precios de la feria no son los más caros ni los más baratos, son los más accesibles. Si van a comprar con ¢20 mil se llevará la cantidad de productos por los que en otro lugar pagaría ¢30 mil o más”. Wenceslao Bejarano, presidente Junta Nacional de derias del agricultor.

Otro de los puntos a favor de las ferias es que se han diversificado y ahora los clientes pueden disfrutar de ventas de comidas típicas.

“La feria del agricultor tiene esa química que no poseen otros establecimientos. Conozco una persona que me comentó que estaba enferma y al ir a la feria se sentía mejor, recuperado y me decía que es como una farmacia, donde encontraba todo tipo de medicinas”, expresó.

El cliente es lo más importante

Hilda Chaves es productora de culantro y de chiles desde hace más de 30 años y comentó que para ella es muy importante mantener accesibles los precios de sus productos.

"Indudablemente si los productos estuvieran más caros por el IVA la gente compraría menos. Sin duda alguna, el cliente es lo más importante porque nos ayuda a salir adelante.

Con ella coincide Gerardo Tencio, productor de tomate y vainica, quien expresó que durante el primer fin de semana de aplicación del impuesto los clientes le agradecieron por mantener los precios accesibles.

“Los productores desarrollamos una afinidad importante con el consumidor y ellos son superagradecidos”.