Evelyn Arce.16 junio, 2017
Stallin Nuñez pasa el tiempo atendiendo a sus bebés y trata de hacerles la vida lo más normal que pueda. FOTO: JORGE CASTILLO
Stallin Nuñez pasa el tiempo atendiendo a sus bebés y trata de hacerles la vida lo más normal que pueda. FOTO: JORGE CASTILLO

Los siameses  Ezequiel y Samuel  Núñez Badilla enfrentan una nueva lucha para lograr ser separados de sus cabecitas. 

Los chiquitos recibirán un nuevo expansor, que será colocado  para poder crear más piel  y así poder tapar sus cerebros una vez sean separados. 

El lunes de la semana pasada los chiquitos, que tienen año y medio, fueron internados para colocárselo, sin embargo, por una infección que tenían la cirugía tuvo que suspenderse. 

Por esa razón los médicos los mandaron para la casa con tratamiento antibiótico para combatir el cuadro infeccioso.

"Nosotros los vemos a ellos muy bien ya. El 30 de junio los debemos llevar a internar para ver qué día los operan para colocarles el expansor, podría ser al día siguiente", aseguró Evelyn Badilla, mamá de los chiquitos. 

La mamita contó que los médicos les indicaron que el nuevo expansor es más grande que el que tienen, con el fin de que la piel se estire aún más. 

Y es que Ezequiel y Samuel tienen cuatro expansores actualmente. En la cirugía quitarían uno de los pequeños y colocarían el que es más grande. 

Luego de  la operación, los chiquitos permanecerían internados en el hospital Nacional de Niños durante unos 15 días en recuperación. 

Después de ese tiempo, el proceso de estiramiento de la piel tarda de cuatro a cinco meses. 

"Luego de que pase ese tiempo, los médicos deben evaluarlos para ver si la cantidad de piel que se hizo alcanza para poderlos separar, ya que si no alcanza no se podría hacer aún", contó doña Evelyn. 

Evelyn Badilla contó que sus bebés cada día crecen más por lo que esperan que pronto tengan la piel necesaria para hacer la cirugía. Foto: Jorge Castillo
Evelyn Badilla contó que sus bebés cada día crecen más por lo que esperan que pronto tengan la piel necesaria para hacer la cirugía. Foto: Jorge Castillo
Dura  espera. 

En meses pasados, los médicos  les hicieron   mediciones de sus cabecitas  para evaluar si la cantidad de piel que había formado gracias a  los expansores alcanzaba.

"Nos dijeron que enviaron esas mediciones a España para que hicieran una impresión (en 3D) de la cantidad de piel que tenían para hacer el cálculo más certero pero  no alcanzó", explicó Badilla. 

Doña Evelyn asegura que a pesar de que la espera ha sido difícil, ellos saben que es la única forma de garantizar una cirugía exitosa. 

“La noticia la tomamos bien,  en realidad lo importante es la vida de ellos. Si la piel no alcanza la vida de ellos corre peligro, así que nos enfocamos en que la piel alcance, por eso la espera ahora es más llevadera”, dijo la mamá. 

Ezequiel y Samuel Nuñez Badilla tienen año y medio. Son muy juguetones y sociables. FOTO: JORGE CASTILLO
Ezequiel y Samuel Nuñez Badilla tienen año y medio. Son muy juguetones y sociables. FOTO: JORGE CASTILLO
Crecen y crecen 

Doña Evelyn y  su esposo Stalin luchan por sacar a sus bebés adelante y cuentan que cada día están más grandotes. 

"Ya no caben en la cuna que teníamos para ellos, ahora duermen en la cama de mi hijo mayor. Mi esposo lo que hizo fue hacerles unas barandas para que ellos se muevan tranquilamente", explicó la mamá.

Samuel y Ezequiel ya hablan y apenas ven a la gente empiezan a socializar. 

"Son muy cariñosos, les gusta hablar con la gente. Aunque a veces hacen un gran enredo sí les entendemos. Ya nos dicen 'mamá' y 'papá' y muchas palabras más", contó. 

Recuadro. Ayudas: La familia de los siameses deben estar  100% al cuidado de los bebés, por lo que los papás no trabajan, si usted quiere colaborar con los gastos de alimentación, traslados al hospital, pañales y otros puede hacer algún donativo en la cuenta del Banco Nacional 200-01-075-076725-7  a nombre de Evelyn Badilla Hernández.