Karen Fernández.4 febrero
Muchas personas desean tanto adelgazar que recurren a todo lo que les recomiendan para lograrlo. Foto Shutterstock.com
Muchas personas desean tanto adelgazar que recurren a todo lo que les recomiendan para lograrlo. Foto Shutterstock.com

Un video en redes sociales puso sobre la mesa el tema de los peligros de una semilla utilizada por las personas para bajar de peso, se trata de la denominada “nuez de la India”, un fruto de origen brasileño cuya venta está prohibida en nuestro país desde hace muchos años.

En dicho video, un hombre cuenta que su esposa falleció el 21 de diciembre anterior, producto de los efectos provocados por el consumo de esta semilla, aunque el acta de defunción indica otra causa como la responsable de su muerte.

Pero esta no es la primer muerte que se le atribuye a esta semilla en nuestro país, pues Adrián Segura, un terapeuta físico nos contó que hace 14 años, su prima Lilliam Castro Carmona falleció producto de la intoxicación por este fruto.

“Ella tenía 39 años y tres hijos cuando falleció. Era muy saludable, iba al gimnasio y estaba llena de vida, en ese entonces no sabíamos mucho de esa semilla, y fue hasta que murió que empecé a preguntarle a la familia y me comentaron que ella la estaba tomando para bajar de peso.

"Empezó a presentar cambios a nivel orgánico que la llevaron a un fallo de sus órganos y tras 22 días en Cuidados Intensivos del San Juan de Dios su cuerpo no aguantó más”, recuerda Segura.

“La última vez que la vi, un día antes de que la internaran en el hospital, me dijo que le dolía mucho la cabeza y el cuerpo”, Adrián Segura, primo de una víctima.

“Se le había inflamado el cerebro, su cuerpo se fue intoxicando poco a poco, conforme lo consumía, y lamentablemente tomó más de lo recomendado para acelerar los efectos”, contó Segura.

Por esta situación él decidió unirse al llamado de advertencia para que otras personas, en especial mujeres, no corran la misma suerte de su prima.

“Si usted conoce a alguien que está consumiendo nuez de la India, dígale que deje de hacerlo de inmediato. Denuncie a quien la vende”.

Denúncielos

Ante la consulta de La Teja, el Ministerio de Salud respondió que “el Ministerio de Salud no ha registrado ningún producto natural ni alimenticio con nuez de la india, por lo que no podría comercializarse. Productos no registrados ingresan de contrabando evadiendo toda clase de control (fiscal, sanitario, etc)”.

Salud invita a denunciar tanto a la persona como al lugar que los vende.

Recordó también a la población que todo producto natural debe indicar en su etiqueta el número de registro sanitario, con este o por la marca u otros datos puede verificar si el producto ha cumplido con la normativa sanitaria. Puede chequearlo en www.registrelo.go.cr

Los efectos

En cuanto a los peligros de la nuez de la India, el ministerio de Salud indicó que la literatura señala varios efectos adversos por su consumo como la diarrea que puede provocar deshidratación severa.

Esta es la semilla que se estaría comercializando sin permiso del Ministerio de Salud. Foto: Wikimedia Commons
Esta es la semilla que se estaría comercializando sin permiso del Ministerio de Salud. Foto: Wikimedia Commons

Por su parte, Hernán Rodríguez, ingeniero agrónomo y experto en plantas medicinales, recordó que el Ministerio de Salud prohibió su venta desde hace unos 20 años cuando se dio la primera muerte.

“Se trató de una mujer obesa que comenzó a tomarla por recomendación de una vecina, pero aumentó la dosis para ver los efectos más rápido y murió”, dijo Rodríguez.

Según el experto, no se produce en nuestro país y es un producto altamente tóxico y como todos los productos diseñados para combatir la obesidad, destruyen el hígado.

En el video que circula en redes sociales, Alexánder Muñoz asegura que su esposa, Samantha Rojas murió el 21 de diciembre por consumir este producto.

Muñoz indica que se se consigue en el mercado y macrobióticas, pero incluso es comercializada por Internet, donde se le promociona como un gran reductor de grasa corporal, inhibidor del apetito y hasta buena para disminuir la celulitis y el colesterol.

En las páginas en las que lo promocionan se lee también que actúa como laxante por lo que puede producir “gases, molestias estomacales, cansancio, calambres, dolores de cabeza y dolores musculares en zonas como los brazos, espalda y tal vez en el busto”.

Estos sitios web advierten seguir las instrucciones de cómo tomarla para que no se deshidrate y pierda otros nutrientes y electrolitos como el potasio (importante para que los músculos, incluido el corazón, funcionen bien).

“Se le considera un irritante intestinal, por lo que no debería tomarla si tiene úlceras, está embarazada, en proceso de lactancia o lo operaron del estómago”, continúa la advertencia.

No se recomienda consumir en caso de embarazo o periodo de lactancia. Foto: Shutterstock.com
No se recomienda consumir en caso de embarazo o periodo de lactancia. Foto: Shutterstock.com