Eduardo Vega.24 mayo, 2020

El sector agrícola ha sido uno de los más golpeados por la pandemia del coronavirus, por eso en la diócesis de Cartago decidieron echarles una mano a los agricultores para que no sientan tanto el golpe económico.

Hasta monseñor Mario Quirós, obispo brumoso, se puso a repartir verduras en los barrios de esa provincia.

Monseñor Quirós se puso a alistar y a repartir verduras. Cortesía
Monseñor Quirós se puso a alistar y a repartir verduras. Cortesía

Pero, ¿por qué monseñor se nos hizo verdulero?

Es que la diócesis cartaginesa tuvo la idea de crear la “Feria Parroquial”, con el objetivo de servir de puente entre los agricultores de esa provincia y el pueblo. De esta forma, sin intermediarios, quienes hacen producir la tierra le venden su cosecha directamente a la gente.

Los brumosos pueden comprar los productos en la página www.feriaparroquial.org (o en https://edu-feriaparroquialcr.odoo.com/shop). El pedido se paga por medio de Sinpe Móvil, transferencia bancaria o efectivo y la comedera se retira en un lugar que se coordina con la iglesia, por ejemplo, las oficinas parroquiales.

Pero también hay puntos de entrega que están en los barrios, allí llevan los pedidos listos en bolsitas y los reparten entre quienes ya pagaron.

Fue ahí cuando faltaron manos para salir a repartir y monseñor Quirós no se arrugó, se fue a entregar verduras con gran alegría.

Las entregas se realizan con vehículos de las parroquias y de la Pastoral Social.

La diócesis pone fotos de las delicias que da el campo. Cortesía
La diócesis pone fotos de las delicias que da el campo. Cortesía

“Es importante ayudarse entre todos. Con mucho cariño por mi gente salgo a distribuir los alimentos. Nuestros agricultores cartagineses necesitan vender su cosecha y la gente necesita comprar frutas, verduras y hortalizas. Solo estamos ayudándonos entre todos en estos tiempos difíciles”, explicó monseñor, quien sudó la gota gorda cargando bolsas, eso sí, respetando todos protocolos de higiene del Ministerio de Salud.

La Feria Parroquial comenzó el pasado 15 de mayo y se hará una vez por semana, todos los martes. Los compradores deben realizar el pedido por la mañana (de 7:00 a.m. hasta las 12:00 p.m.) y por la tarde pueden pasar a recogerlo al punto acordado.

Cuando la gente entra a la página encuentra de todo: bananos, pepinos, zanahorias, brócoli, en fin, todo tipo de frutas, hortalizas y verduras.

Se habilitó el Centro Diocesano de Pastoral Social, ubicado en barrio Manuel de Jesús Jiménez, como el almacén de productos.

La Feria Parroquial es una idea que nació para ayudarle a los agricultores brumosos. Cortesía.
La Feria Parroquial es una idea que nació para ayudarle a los agricultores brumosos. Cortesía.

Cualquier persona puede comprar, eso sí, debe tener en cuenta que las entregas se hacen en Cartago.

También puede llamar, para pedidos, al WhatsApp 8936-6978 o bien al 2551-9514. El teléfono para cancelar por Sinpe Móvil es 8936-6978. El monto a pagar debe ser exacto.