Nacional

Oficiales de la Fuerza Pública podrán hacer multas de tránsito

Iniciativa había sido presentada por el ahora exdiputado Fabricio Alvarado

La próxima vez que un oficial de la Fuerza Pública le pida que detenga su vehículo, no se asuste ni se sienta ofendido pensando que lo confundieron con un criminal, podría ser que lo agarraron cometiendo una infracción de tránsito.

Lo que pasa es que el lunes, 51 diputados votaron a favor de hacer un cambio a la Ley de Tránsito, lo cual permitirá a los uniformados de azul hacer multas y boletas de las que se usan para las infracciones.

Solo el diputado Otto Roberto Vargas, del Partido Republicano Social Cristiano, votó en contra del proyecto.

En un nuevo artículo de dicha ley, el 213 bis, se abre el abanico de posibilidades de acción para los policías.

“Esta cooperación se podrá orientar a labores tales como la regulación del tránsito, formular boletas de citación o partes, operativos de control, atención de accidentes de tránsito, controles policiales rutinarios, atención de eventos especiales y otros que el ministerio rector de Tránsito estime oportuno llevar a cabo”, dice la reforma legal.

Este cambio fue presentado por el exdiputado de Restauración Nacional Fabricio Alvarado y exige que a los policías se les entrene para que puedan realizar trabajos de control del tránsito y sanción de infracciones a conductores y peatones.

La reforma a la Ley de Tránsito también permitirá que, con la adecuada capacitación, los policías municipales tengan la potestad de imponer multas por ciertas infracciones legales.

Necesitan refuerzos

El director de la Policía de Tránsito, Germán Marín, asegura que este cambio ofrecerá un gran apoyo al trabajo que hacen los oficiales de Tránsito; sin embargo, no resta la necesidad que se tiene de aumentar la cantidad de tráficos.

"Vamos a conversar con el Ministerio de Seguridad Pública para replantear los temas importantes y medulares, pero sería mejor reforzar el cuerpo policial con mayor cantidad de oficiales en lugar de restarle policías a la Fuerza Pública", dijo Marín.

El jerarca explicó que de darse esta modificación se necesita de un entrenamiento de al menos seis meses en capacitación sobre la Ley de Tránsito y otras leyes para que un oficial pueda ir a la calle y hacer el brete como se debe.

Además, aseguró que se debe hacer un plan que permita que den el apoyo sin descuidar su labor de seguridad cada vez que vean un vehículo mal parqueado o se topen con un accidente.

Redacción LT

Redacción La Teja