.7 enero, 2020
05/09/2019 Bahia Ballena. Nuestras bellezas naturales con un gancho para que los extanjeros vengan a vivir sus últimos años.
05/09/2019 Bahia Ballena. Nuestras bellezas naturales con un gancho para que los extanjeros vengan a vivir sus últimos años.

A la siguiente información le podríamos aplicar perfectamente el viejo refrán: candil de calle oscuridad en la casa.

Pues resulta que Costa Rica fue calificado como el tercer mejor lugar para el retiro detrás de Portugal y Panamá.

Así lo establece el Annual Global Retirement Index for 2020, el cual mide aspectos como el costo de la vida, seguridad, atractivos naturales, la cultura y la sociedad.

O sea, somos un lugar pura vida para que los jubilados de otras partes del mundo vengan a terminar sus días aquí, y por supuesto, vienen con sus pensiones en dólares o en euros. ¡Qué dichosos!

Sin embargo, los ticos no sabemos siquiera si habrá plata para que la Caja pague nuestra pensión por el régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM).

Y casualmente desde el primero de enero, el Estado, trabajadores y patronos aportan más en sus cuotas para financiar el maltratado IVM que agrupa a 1,5 millones trabajadores.

El IVM tiene una reserva cercana a los ¢2,5 billones. Para el año 2030, es decir, apenas en diez años, esa reserva comenzará a reducirse y, en el 2037 se agotará, según un informe actuarial del IVM, de julio del año pasado.

Las medidas que se analizan para que el régimen siga vivo incluyen elevar la edad de retiro a los 67 años (hoy es de 65 años con 300 cuotas), y eliminar la pensión anticipada, que es la que permite a las mujeres jubilarse a los 60 años con 450 cuotas y a los hombres a los 62 años con 462 cuotas.

Dichosos los extranjeros que pueden venir a disfrutar sus últimos años aquí, porque a como va la cosa, los ticos tendremos que seguir breteando hasta que estiremos la pata.