.21 marzo
Leonardo Chacón Porras, alcalde de Dota, falleció a los 50 años. Foto: Rafael Pacheco
Leonardo Chacón Porras, alcalde de Dota, falleció a los 50 años. Foto: Rafael Pacheco

No tuve el gusto de conocer a don Leonardo Chacón Porras, alcalde del cantón de Dota y presidente de la Asociación Nacional de Alcaldías e Intendencias (ANAI), pero me impactó la noticia de su muerte la madrugada de este domingo como una víctima más del covid-19..

Me llamó mucho la atención el deceso de Chacón, de 50 años, por liderar el cantón que tardó más tiempo en contagiarse de coronavirus. Esta bella zona de los santos impuso un récord de 159 días sin covid. Mientras ellos estuvieron libres del coronavirus, este hacía estragos en todo el país.

Y aunque Dota fue el último bastión en ser contagiado, irónicamente la comunidad ve morir al primer alcalde, de los 82 cantones, por este mal.

Su fallecimiento, a una semana de iniciar la Semana Santa, es un fuerte llamado para las autoridades sanitarias y toda la población.

Con la llegada de las vacunas (a cuenta gotas) y la disminución de contagios y fallecimientos, el relajamiento ha hecho su aparición, y con la Semana Mayor a la vuelta de la esquina, muchos entrarán en modo vacaciones, algo así como playa, montaña y sol, como dice la pegajosa canción del alajueliteño Gonín.

Los factores que se están alineando son peligrosos. El virus sigue entre nosotros y muy vivo, incluso mutando y transformándose para sobrevir.

Relajarnos es dejar la cancha peligrosamente libre, las consecuencias todos las sabemos. Hoy toda la zona de los santos desgraciadamente es sacudida y consciente de que debe seguir peleando como lo ha hecho desde la llegada del covid-19. El aviso es para todo el país.