Nacional

OPINIÓN: El tiempo perdido hasta los santos lo lloran

El técnico Luis Fernando Suárez necesita mucho trabajo y casi un milagro, para que la Selección pueda pelear la eliminatoria mundialista que comienza en un mes.

El tiempo perdido hasta los santos lo lloran. La derrota de este domingo en la Copa Oro, ante Canadá, hizo más que evidente el daño causado por Ronald González. ¿Cuándo le llegará la factura a Rodolfo Villalobos, presidente de la Fedefútbol?

El colombiano Luis Fernando Suárez, quien en un mes al menos le metió ganas al equipo y espíritu de lucha, tiene por delante una ardua tarea para intentar ir al Mundial Catar 2022, porque con solo ganas no basta y estamos más cerca de necesitar un milagro que otra cosa.

Y es que la lista de jugadores que llevó al certamen no fue la más depurada al tener el sesgo de Carlos Watson. Allí también hay factura para Rodolfo Villalobos, quien ni siquiera ha tenido la capacidad de rodearse de gente idónea.

El domingo el rival un poquito más pintado de los cuatro que enfrentó Costa Rica nos desnudó por completo.

Los canadienses fueron muy superiores, su equipo se veía muy bien trabajado, nos superó en todo. También vimos mucho crecimiento de todos los rivales de la eliminatoria, a la que entraremos quedando, más el agravante de que al pasar de seis a ocho equipos se hace más ruda la repartición de tres boletos y medio.

Los primeros tres partidos son en setiembre (a la vuelta de la esquina) y sería muy doloroso quedar tan temprano con un pie afuera. Este año impactaría más.

Lo digo porque si hay un momento en que necesitamos buenas noticias, circo, distracción y hasta alguna reactivación económica, impulsada por la Sele, es en estos tiempos de pandemia.