.5 noviembre
Allan Araya Ulloa tiene la colección completa de los libros Almanaque Escuela para Todos, le tomó 12 años conseguir todos los libros, empezó cuando tenía 12 años en el 2004.
Allan Araya Ulloa tiene la colección completa de los libros Almanaque Escuela para Todos, le tomó 12 años conseguir todos los libros, empezó cuando tenía 12 años en el 2004.

Cuando estaba carajillo, obviamente hace rato, más que la aparición los vientos alisios, la señal más clara de que nos encaminábamos a pasos agigantados hacia el Día del Niño era el Libro Almanaque Escuela Para Todos.

Y en aquellos años el esperado libro literalmente se iba como pan caliente. Como en casi todas las familias solo se compraba un ejemplar y con su aparición surgían los pleitos para ver quien lo leía primero. A lo largo de todo el mes de noviembre el libro pasaba de mano en mano, desde los más mamulones a los que apenas estábamos aprendiendo a leer.

Parte del secreto, que aún perdura, es que entretenía con sus cuentos, canciones, adivinanzas, pero sobre todo también nos educaba y nos daba excelentes bolados para enfrentar los distintos retos que aparecían en nuestra vida diaria, pero con un lenguaje tan sencillo que hasta los más güilas lo podíamos entender.

Para comprender todo lo que significaba este libro en nuestras vidas debemos ubicarnos en la inocente Costa Rica de finales de los años 60. La primera edición fue en 1966 y después de 53 años el Almanaque sigue ayudando, orientando, aunque el reto hoy de subsistir es más rudo por la la internet y los teléfonos inteligentes.

Ya la algarabía de nuestros niños no es la misma hacia Escuela Para Todos, ni mucho menos les marca esos aires navideños...pero el libro sigue siendo muy valioso porque mantiene su esencia, exalta manifestaciones culturales centroamericanas, promueve los valores por medio de sus cuentos y no dudo de que en regiones aisladas del istmo sigue siendo una gran opción de lectura.