Nacional

OPINIÓN: No nos hagamos los rusos

Personalidades enfermizas como la de Vladimir Putin pueden estar muy cerca

escuchar audio Escuchar este artículo

Nunca antes el mundo ha sido un pañuelo tan pequeño.

Ya no sorprende la facilidad con la que podemos movilizarnos al rincón más remoto del planeta, no obstante, esas mismas facilidades han hecho que un virus como el covid-19 que surgió en la “lejana” China, a 14.866 km. de Costa Rica, hace un buen poco de años atrás nunca hubiera llegado a Tiquicia ni hubiera puesto al planeta de rodillas.

Y sobre la invasión de Rusia a Ucrania, a mediados del siglo XIX hubiéramos tardado semanas en enterarnos.

Pero hoy todo lo vemos en tiempo real y las consecuencias también son reales e inmediatas. No salimos aún de la pandemia cuando a Vladimir Putin se le ocurre invadir Ucrania.

Con el primer balazo que soltó, el petróleo se disparó y su precio rompió la barrera de los $100 por barril.

Y eso nos golpeará más pronto de lo que imaginamos, con más leñazos en la gasolina y el gas para cocinar. También surgirán los que se aprovecharán para encarecer todo “por culpa de la guerra en Europa”.

Y todo por un enfermo, con complejo de zar, a quien un experto califica como “una persona que cree estar por encima del resto, inquebrantable e imposible de dominar. Jamás dará su brazo a torcer y tendrá todo calculado. Sin duda alguna, es alguien al que es muy difícil de convencer o llevar a terreno propio para el intento de resolución de un conflicto”.

Es de esos que se creen dueños de la verdad, quien ve el mundo blanco y negro, sin grises. Por su autoritarismo reniegan e irrespetan la institucionalidad de sus países o intentan sembrar dudas sobre ellas.

Abramos los ojos, no nos hagamos los rusos

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.