.27 noviembre, 2020
Posiblemente hasta hubo tiempo para analizar a la Liga y ver cómo se solucionaba su sequía de títulos. Y es que de todo se habló, durante casi un valioso mes perdido, por los representantes de los 62 sectores invitados para buscar una salida a la crisis económica. / Fotografía: John Durán
Posiblemente hasta hubo tiempo para analizar a la Liga y ver cómo se solucionaba su sequía de títulos. Y es que de todo se habló, durante casi un valioso mes perdido, por los representantes de los 62 sectores invitados para buscar una salida a la crisis económica. / Fotografía: John Durán

Darle a la Liga la 30 por decreto, apelar a la FIFA si la Sele queda eliminada del Mundial de Catar porque agravaría la crisis fiscal. Y no se incluyó en el foro de diálogo intersectorial, convocado por el Gobierno, borrar de la historia del fútbol la eliminación del Team, en Concacaf por parte del Estelí, porque la actividad terminó el sábado pasado y el partido fue este martes.

Y es que de todo se habló, durante casi un valioso mes perdido, por los representantes de los 62 sectores invitados. Se plantearon 2.301 propuestas, se analizaron 259 y al final se aprobaron 58 en que todos se pusieron de acuerdo.

Sin embargo, el diálogo se convocó para atender una situación urgente: el inminente descalabro fiscal y la necesidad de replantear la propuesta inicial del Gobierno para un convenio de ayuda financiera con el FMI.

Y aquí es donde la chancha tuerce el rabo, porque el diálogo intersectorial falló y el Gobierno no pone el huevo.

El diálogo se quedó corto en cuanto a medidas serias para reducir el déficit fiscal y el peso de la deuda.Era claro que allí se buscaba un acuerdo con el FMI y el propio presidente de la República destacó la importancia y la urgencia de ese acuerdo, para darle credibilidad al país y evitar una crisis.

Pero el tema ahora irresponsablemente lo evade el ministro de Hacienda, Elian Villegas, cuando se le consulta.

Muchos ya olvidaron el despeñadero en que caímos a principios de los ochentas, incluido el gobierno que da peligrosas señales de que seguirá pateando la bola hacia adelante para salir soplado en el 2022, siguiendo los pasos del irresponsable Luis Guillermo Solís, también del PAC.