Eduardo Vega.Hace 2 días

Cuatro dirigentes nicaragüenses trabajan desde Costa Rica con el único objetivo sacar del poder al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en las próximas elecciones del país vecino que serán el 7 de noviembre.

Desde Tiquicia se lograron los acuerdos para que un grupo luche por quitar del poder a los Ortega-Murillo. Cortesía.
Desde Tiquicia se lograron los acuerdos para que un grupo luche por quitar del poder a los Ortega-Murillo. Cortesía.

La iniciativa, respaldada por la organización “Hagamos Democracia”, que trabaja desde la Fundación Arias para la paz, en barrio Escalante, fue firmada por los reconocidos líderes políticos Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Alianza Cívica por Justicia y la Democracia; Félix Maradiaga, codirector del Instituto de Liderazgo de la Sociedad Civil; el periodista y empresario Miguel Mora y el dirigente campesino Medardo Mairena, que participó en el diálogo nacional en el grupo opositor y fue sentenciado a 216 años de cárcel.

Los líderes políticos se unieron para acabar con la dictadura de Ortega, quien está en el poder junto a su esposa desde 10 de enero del 2007.

“Daniel Ortega tiene fecha de vencimiento y es el 7 de noviembre del 2021”, advierte con firmeza el nicaragüense Luciano García Mejía, el presidente de “Hagamos Democracia” y quien nos atendió este sábado 20 de febrero en San José.

“Estoy seguro de la fecha de vencimiento de Ortega porque si quiere seguir en el poder a base de represión, sangre y dictadura, la comunidad internacional lo va a desconocer.

“Si Ortega decide permitir condiciones mínimas para unas elecciones democráticas en Nicaragua, es un hecho que va a perder. Ya a partir del 7 de noviembre quedará liquidado como gobernante”, afirmó.

Centro operaciones en barrio Escalante

“En barrio Escalante, el pasado 3 de febrero, nació la alianza que arrancará de raíz a Daniel Ortega, eso ténganlo por seguro. La unión de líderes ya da frutos y es que desde Costa Rica se puede hacer mucho para lograr el cambio, mediante la herramienta de la democracia, en un país que urge de paz”, explica García Mejía.

El apoyo por parte de la Fundación Arias es total, así lo explicó la directora ejecutiva, Lina Barrantes Castegnaro, quien espera un triunfo de la democracia.

“Agradecemos a Hagamos Democracia por dejarnos ser casa de estos acuerdos. Hoy recuerdo con gran satisfacción como hace 30 años, 14 partidos se unieron alrededor de la candidatura de doña Violeta Chamorro en una elección inesperada que ganó la democracia”.

Nuestro país ya ha sido base para varias protestas de nicaragüenses contra Ortega. Foto AFP.
Nuestro país ya ha sido base para varias protestas de nicaragüenses contra Ortega. Foto AFP.

El acuerdo dice entre otras cosas: “instamos a las fuerzas políticas, movimientos cívicos, alianzas y coaliciones a iniciar un proceso de diálogo que lleve al establecimiento de una alianza electoral, que una a la mayoría de las fuerzas de oposición que comparten el objetivo de la democratización en Nicaragua”.

“La única forma en que un régimen dictatorial se saca es arrebatándole el poder y nosotros lo haremos a través de una lucha cívica y pacífica, utilizando como mecanismo las elecciones y con Costa Rica como una de sus trincheras”.

En 2018 se dieron las protestas más bravas en Nicaragua contra Daniel Ortega, dejando un saldo de, al menos, 320 muertos, centenares de prisioneros políticos, decenas de miles de exiliados y millonarias pérdidas económicas en el segundo país más pobre del continente americano
Se irá mal

“Aprovechar a Costa Rica como base tiene una razón fundamental: existe una relación natural, hermana e histórica entre ambos países. A Costa Rica se vienen todos los ultrajados, maltratados y perseguidos del régimen de Ortega y somos bien acogidos.

“Digo ‘somos’ porque soy uno de ellos, tuve que escaparme escondido a Honduras y después ingresar a Costa Rica. La base fundamental de la presión nace desde aquí, en barrio Escalante con el apoyo de la Fundación Arias”, aclaró don Luciano.

¿En verdad creen que es posible, con Costa Rica como base, sacar a Ortega?, le preguntamos a García.

“La historia de Nicaragua ha estado plagada de dictadores, unos peores que otros y todos han salido mal, no hay uno solo que haya salido bien parado, Daniel Ortega no va a ser la excepción y será el 7 de noviembre”, respondió.

En Costa Rica los nicaragüenses sí pueden hacer manifestaciones grupales en contra de la dictadura. Archivo.
En Costa Rica los nicaragüenses sí pueden hacer manifestaciones grupales en contra de la dictadura. Archivo.

Sobre este tema de las próximas elecciones en Nicaragua, la propia Iglesia católica nicaragüense ya se comenzó a manifestar desde la Comisión de Justicia y Paz de la arquidiócesis de Managua, que preside el cardenal Leopoldo Brenes Solórzano.

“Nunca como en un año electoral el pueblo tiene la oportunidad de expresarse para dar respuesta a la crisis política, social, económica, e incluso ahora a la problemática sanitaria; es una oportunidad cívica irremplazable para dar una solución efectiva a las dificultades que nos agobian”, aseguró la Comisión en un comunicado.

Oleada de nicaragüenses a Costa Rica

Adelanta García que incluso antes de las elecciones se vendrá una gran oleada de migrantes nicaragüenses para Tiquicia porque la situación económica allá está llegando a niveles insostenibles.

“El deterioro económico de Nicaragua es abrumador, pero es posible que dentro de pocas semanas sea casi imposible enviar dinero al país por una ley que afectará a los bancos y ahí sí el pueblo se quedará sin ninguna fuente de ingreso y no le quedará más que irse y los nicaragüenses no emigramos al norte, es a Costa Rica donde nos vamos”, explicó don Luciano.