Franklin Arroyo.13 agosto

Un grupo de nicaragüenses está en protesta y en huelga de hambre al frente de la Organización de Estados Americanos (OEA), en Rohrmoser, en busca de ayuda humanitaria para los exiliados que huyeron de ese país.

Los hermanos del norte, representados por un grupo que se hace llamar "Rescatando la vida de Exiliados Nicaragüenses”, piden de forma urgente alimento, asistencia médica, medidas de salubridad y facilitar albergues reales para los refugiados.

Un grupo de nicaragüenses se manifiesta frente a la OEA en Rohrmoser. Foto: Cortesia Óscar Lindo.
Un grupo de nicaragüenses se manifiesta frente a la OEA en Rohrmoser. Foto: Cortesia Óscar Lindo.

Gabriela Gutiérrez, miembro de ese grupo dijo que la situación de los nicaragüenses en Costa Rica es realmente difícil, tanto que dice que algunos tienen que buscar comida en la basura.

Se refieren específicamente a unas 10 personas que viven en el parque La Merced, en San José y que apenas ven a los policías municipales huyen. Sin embargo, contó que hay unas 400 familias de nicaragüenses que viven en nuestro país en condiciones infrahumanas.

“No pedimos que nos mantengan, somos autosuficientes, somos personas que nos gusta trabajar, pero se nos cierran las puertas. Nadie nos da trabajo. Queremos que la OEA firme una carta democrática y nos apoyen”, dijo Gutiérrez.

También dijo que hay una solicitud de ayuda al Gobierno de Costa Rica para que los traten con dignidad.

“Nosotros huimos de nuestro país porque nos pueden matar, pero llegamos aquí y hay gente aliada del Gobierno de Daniel Ortega que también nos puede matar. Nosotros sabemos quiénes son esos esbirros y podemos ayudar a la policía de Migración a localizarlos”, dijo la mujer.

Los hermanos del norte claman por ayuda humanitaria y trabajo. Cortesía: Ósacar Lindo.
Los hermanos del norte claman por ayuda humanitaria y trabajo. Cortesía: Ósacar Lindo.

Dijo que no se irán de la OEA, ubicada en Rohrmoser, hasta que los atiendan.

“Nadie nos ha puesto atención. Solo un guarda que nos dijo que nos iba a echar a la policía por vagos. Hay otras personas que vienen en camino y se sumarán al movimiento”, dijo.