Shirley Sandí.17 septiembre

En redes sociales circulan quejas de varios padres de familia que se encontraban en el Hospital Nacional de Niños (HNN) a la espera de saber el estado de salud de sus hijos y en apariencia tuvieron que salir del centro médico por la llegada del hijo del presidente Carlos Alvarado. Sin embargo, el centro médico negó que esto ocurriera.

En hijo del presidente fue atendido en el área de Urgencias. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal
En hijo del presidente fue atendido en el área de Urgencias. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal

“Hoy con el dolor del mundo dejo a mi bebé para una cirugía en su brazo por un accidente y mi dolor es más grande al no poder despedirme, ya que hoy llegó don Carlos Alvarado y su séquito de escoltas. Presidente no se vale que usted usted pueda entrar al hospital y jugar con mi dolor”, escribió Juan Alfonso González, quien aseguró que los escoltas armados lo obligaron a salir.

Yolanda Gutiérrez publicó que le sucedió lo mismo a su hijo cuando estaba con su nieto en el centro médico.

“Si ya no se respeta el dolor de los padres y un lugar sagrado como lo es el hospital Nacional de Niños, ya no se respeta nada ni a nadie”, aseguró Gutiérrez.

Con protocolos

Autoridades del Hospital Nacional de Niños confirmaron que ese centro de salud atendió, la noche del miércoles en el servicio de Urgencias, al hijo del presidente de la República.

Aseguraron que la atención se dio con normalidad, acatando todos los protocolos de seguridad e higiene.

La doctora Olga Arguedas, directora del hospital Nacional de Niños, explicó que el menor llegó al área “no covid”, donde lo que se requiere son las medidas básicas de higiene. Aseguró que no hubo ningún reporte de incidente.

La directora dice que fue una atención en urgencias y negó que algún paciente o familiar fuera removido de su camas o del lugar.

“El menor fue atendido por el pediatra de guardia, quien reportó que todo transcurrió con absoluta normalidad. El señor presidente venía acompañado con dos escoltas no armados, que se mantuvieron en el pasillo mientras el niño era atendido. Ningún padre o madre o paciente fue desalojado”, recalcó la directora.

Arguedas detalló que tanto al presidente como a la primera dama, Claudia Dobles, se les tomó la temperatura, según indican los protocolos de atención.

La doctora Arguedas insistió en que el Hospital Nacional de Niños atiende por igual a todos los niños que llegan por atención, sin distinción de raza, credo, clase social, procurando siempre el buen trato y respeto para los menores y sus familias