Shirley Sandí.27 enero

Piecitos Valientes es el nombre de grupo integrado por los papás de chiquitos que padecen pie bot, una condición que hace que sus piernitas parezcan palos de golf.

Proceso por el que pasó Isabella Luciana.
Proceso por el que pasó Isabella Luciana.

Este grupo pretende dar a conocer esta malformación (la cual es muy poco común) y ofrecer una red de apoyo a otros papás para salir adelante con sus chiquitos y con el proceso que deben afrontar.

Verónica Castro es una de las administradoras del grupo que tiene cuenta en Facebook. Ella nos contó cómo ha sido su experiencia con su hijo, Róger Acuña, el cual ahora tiene un año y ocho meses.

“Llevamos el embarazo superbién y a la hora de darme el bebé, le dijeron a mi esposo que estaba enfermito. Como padres sentimos algo terrible y preguntamos qué tenía, por lo que le destaparon los piecitos y los tenía con forma de palo de golf, hacia adentro, ya que ellos nacen con los pies torcidos”, comentó esta vecina de Buenos Aires de Puntarenas.

Yendry Cascante, su hijo Johan Saúl y la hermanita Samantha.
Yendry Cascante, su hijo Johan Saúl y la hermanita Samantha.

En ese momento ellos creyeron que su hijo no caminaría y eso fue devastador, pero existe un procedimiento que hace posible que los pequeños puedan caminar con normalidad. Eso sí, el proceso es rudo.

Los niños con pie bot empiezan el tratamiento con yesos en sus pies durante los primeros días de su vida. A Róger le pusieron el primero a la semana de nacido y luego le ponen cinco más, ya que los cambian cada semana.

Luego le hacen una operación en el tendón de Aquiles que se llama tenotomía y que pretende darles mayor flexibilidad. Posteriormente los chiquitos deben usar la barra de Dennis Brown, que es de metal con zapatitos a ambos extremos y que las mamás llaman “zapatos mágicos”.

50 padres reciben apoyo en el grupo Piecitos Valientes

Los chiquitos deben usar esta barra de metal 23 horas al día entre tres o seis meses, dependiendo del caso.

“Cuando ellos cumplen nueve meses o un año, luego de andar seis meses con la barra, empiezan las terapias para caminar, usando los zapatos formadores. Lo mágico de este proceso es que si uno lo sigue al pie de la letra, los chiquitos caminan igual que el resto, el mio caminó como al año y tres meses, ahora corre, camina, y se sube y baja de todo lado. Eso le queremos decir a los otros papás, que si bien el proceso es muy duro, deben tener paciencia, porque tendrá frutos”, aseguró Verónica, quien estudió terapia física.

El chiquitín Roger Acuña ahora camina con la toda la pata.
El chiquitín Roger Acuña ahora camina con la toda la pata.
Testimonios

Fiorella Mora es la mamá de Isabella Lucianna, quien tiene cuatro meses y es parte del grupo.

“El proceso no ha sido fácil, a parte de que es complicado, los comentarios de la gente nunca faltaron, porque como ella usaba yesos nos hacían malas caras y como nos veían tan jóvenes pensaban que se nos había caído, pero nos unimos al grupo de Piecitos Valientes y con ayuda de Dios, nuestras familias y por supuesto de los doctores, hemos ido pasando este proceso, que aunque sea difícil es muy bello ver los avances y las sonrisas de nuestra bebé a pesar de todo lo que debe pasar, porque la recompensa será grande”, aseguró esta mamita.

Yendry Cascante Arias, quien es la mamá de Johan Saúl Venegas, de 4 años, también nos contó su historia.

Johan ya suma dos cirugías y pasó por el tratamiento de yesos y férulas.

Gael Guadamuz actualmente tiene siete meses. Acá cuando estaba más pequeñito y usaba los yesos.
Gael Guadamuz actualmente tiene siete meses. Acá cuando estaba más pequeñito y usaba los yesos.

“Mi bebé y yo hemos pasado por cosas muy duras. Johan actualmente está usando zapato ortopédico y estamos en espera de una nueva cirugía. A pesar de todo, él es un niño muy valiente y lleno de vida. Es mi mayor regalo y cumplió cuatro años el 24 de diciembre, hasta la fecha de su nacimiento es muy especial”, aseguró.

Karla González Cambronero, quien es mamá de Gael, de 7 meses, también ha tenido que pasar por este proceso.

“Él empezó su tratamiento a los ochos días de nacido, le han hecho dos tenatonías y ya pasamos el proceso de yesos, por lo que ahora estamos con ferulas. Para mí ha sido un proceso muy duro ya que nunca me di cuenta en los ultrasonidos de que mi bebé tenía esta condición en sus piesitos. Pero sé que es una lucha constante y de nunca perder la fe ni la esperanza. El grupo Piesitos Valientes me ha ayudado mucho, para mí son mi segunda familia”, indicó esta madre.

Por cada mil niños que nace uno padece pie bot. El porcentaje de éxito del proceso varía según el niño. Para 25 de cada 100 chiquitos es más complejo y lento. El grupo Piesitos Valientes está en Facebook. El 3 de junio es el día internacional de esta malformación y pretenden hacer una gran fiesta, para los que buscan padrinos. Para más información puede llamar al 8727-2076.