Eduardo Vega.4 mayo

En tiempos de pandemia, el presidente del país, Carlos Alvarado, también se refirió a los números de la Caja en la guerra contra el covid-19, en su rendición de cuentas ante los diputados en su tercer año de mandato, pronosticando que para fin de año tendremos inmunidad de rebaño contra el mortal virus.

La inmunidad de rebaño (también conocida como inmunidad comunitaria) se da cuando una población se hace inmune a una enfermedad. Sea por vacunación o por exposición.

El presi explicó que los equipos vacunadores de la Caja Costarricense de Seguro Social (Caja) se aproximan a la colocación del primer millón de vacunas contra la covid-19 en nuestro país.

Según datos del Sistema Integrado de Vacunas (SIVA) al lunes 3 de mayo a las 9.00 a.m. se había aplicado un total de 950.252 dosis de la vacuna contra la covid-19. De estas 345.153 corresponden a esquemas de vacunación completos; es decir, son personas que ya poseen las dos dosis de la vacuna.

Por el ritmo de vacunación, dice el presidente del país, que para fin de año se podría tener inmunidad de rebaño. Foto Rafael Pacheco.
Por el ritmo de vacunación, dice el presidente del país, que para fin de año se podría tener inmunidad de rebaño. Foto Rafael Pacheco.

En el grupo de personas de 58 años y más ya se han colocado 749.608 dosis de la vacuna, de estas 492.984 corresponden a primeras dosis y 256.624 a segundas.

“Según las proyecciones actuales, terminaremos de vacunar a las personas mayores de 65 años al 15 de mayo, y todo el grupo 2 antes del fin de junio. Como ya señalé hemos iniciado también la vacunación del grupo 3, que tiene factores de riesgo.

“Todo esto con el objetivo de reducir drásticamente la hospitalización y la mortalidad. Proyectamos lograr inmunidad de rebaño en el último trimestre de este año”, anunció.

Seguridad ciudadana

El presidente del país mostró gran preocupación por el tema del lavado de dinero al tocar el tema de la seguridad ciudadana y lucha contra el narcotrafico.

“Quiero ser categórico, como país es imperativo que golpeemos las actividades de lavado de dinero. El lavado es un grave riesgo y una ofensa a un país que trabaja con honestidad”, dijo.

Alvarado lucha por una acción aún más coordinada del Poder Ejecutivo, el Poder Judicial y el Poder Legislativo para lograr la sanción del lavado de dinero y avanzar como se ha hecho con el decomiso de drogas. “Juntos podemos lograrlo”, aseguró.

En este aspecto, informó que, en 2020, hubo 550 reportes de operaciones sospechosas, que se plasmaron en 266 informes presentados al Ministerio Público para que determine si abre una causa penal.