.27 marzo
La Cámara de Comercio está de acuerdo con la emisión de eurobonos que procura el Gobierno, siempre y cuando se cumplan cinco tareas prioritarias.
La Cámara de Comercio está de acuerdo con la emisión de eurobonos que procura el Gobierno, siempre y cuando se cumplan cinco tareas prioritarias.

Un ahorro de ¢700 mil millones tendría el gobierno de don Carlos Alvarado durante este y el año entrante si se aprueba el proyecto de los eurobonos que se analiza en la Asamblea Legislativa.

La idea es que los diputados autoricen al gobierno a endeudarse en el exterior por un monto de $6 mil millones, cifra por la que pagará intereses muy cómodos.

Eso daría un buen respiro a esta administración y de esa forma evitaría que a los que estamos enjaranados, y mes a mes tenemos que pagar el préstamo de la casa, por ejemplo, no nos suban los intereses y tengamos que sacar más plata del apretado sueldo.

Si eso ocurriera, unos 8500 ticos no podrían pagar sus deudas, y otros tendrían menos chance de conseguir préstamos e incluso el dólar podría dispararse.

Sin embargo, los diputados, responsablemente, para autorizar que el gobierno se endeude por ese montón de plata le pide señales de que se sigue socando la faja con los gastos,.

Por eso, los legisladores de los distintos partidos que apoyaron el plan fiscal, están parados de uñas porque los jerarcas de la Caja y de la Junta de Protección Social, nombrados directamente por el presidente Alvarado, y quienes le tienen que dar cuentas a él porque fue el que los nombró, no se quieren ajustar a lo establecido en el plan fiscal como el rebajo de anualidades, ni están aportando con el ahorro.

Así que el asunto es dando y dando, y el presidente Alvarado debe fajarse bonito con esos funcionarios, socollonearlos o aplicar la guillotina como hizo con Greivin Villegas, a quien sacaron de la presidencia ejecutiva de JAPDEVA.

Esas son las señales que no solo los diputados, sino que todos queremos ver.