Karen Fernández.24 agosto

Los fieles católicos de la parroquia de Jicaral, Puntarenas, muy pronto estrenarán sagrario, pues ese es el trabajo en el que está enfocando sus baterías el artesano religioso Fernando Soto.

Así va quedado el sagrario de la parroquia de Jicaral que trabajan don Fernando Soto y su esposa Ingrid. Foto: Cortesía Fernando Soto
Así va quedado el sagrario de la parroquia de Jicaral que trabajan don Fernando Soto y su esposa Ingrid. Foto: Cortesía Fernando Soto

Según nos contó Soto, comenzó a trabajar en este sagrario (lugar donde se guarda el copón con las hostias consagradas) anticos de la fiesta del Corpus Christi en junio anterior y la fe es tenerlo listo el viernes 30 de agosto.

Le consultamos cómo se dio el contacto con una parroquia ubicada tan lejos de la provincia de Cartago, donde vive y trabaja el artesano, entonces nos contó que el padre lo llamó, supone que por recomendación de algún otro sacerdote, y le pidió una cotización, la cual le pareció justa y por eso le encomendó la labor.

“Como tenemos tanto tiempo de estar vinculados en esto, desde que estaba con vida mi padre (Antonio Soto), muchos nos conocen y confían en nosotros”, explicó.

Nos adelantó que este sagrario es muy diferente a los que ha hecho anteriormente, porque va incrustado en la pared y lleva una especie de rayos de extremo a extremo. Mide 74 centímetros.

El sagrario se verá bien elegante. Foto: Cortesía Fernando Soto
El sagrario se verá bien elegante. Foto: Cortesía Fernando Soto

“El padre lo pidió así porque será sagrario y expositor a la vez. El Santísimo estará protegido por una puerta”, aseguró.

Los rayos son bien tupidos para que no se pierdan en la pared, dado que el sagrario se colocará en un espacio muy grande, cada rayo mide aproximadamente 25 centímetros. Unos ángeles también adornarán la pieza.

Este es el altar mayor de la iglesia jicaraleña, donde se colocará la pieza del artesano brumoso. Foto: Tomada de Facebook
Este es el altar mayor de la iglesia jicaraleña, donde se colocará la pieza del artesano brumoso. Foto: Tomada de Facebook

Don Fernando cuenta con la ayuda de su esposa Ingrid Umaña en esta labor. Además, asegura que su padre hubiese trabajado con él, pero lamentablemente ya él está en la presencia de Dios.

Estos angelitos custodiarán cada lado del Santísimo. Foto: Cortesía Fernando Soto
Estos angelitos custodiarán cada lado del Santísimo. Foto: Cortesía Fernando Soto