Karen Fernández.15 agosto, 2020

Patrick es tan solo un niño, pero aún a su corta edad, 11 años. ha demostrado que su corazón está lleno del amor de Dios.

Su carisma ha cautivado a muchos en el mundo. Foto: Tomada de Watoto Church
Su carisma ha cautivado a muchos en el mundo. Foto: Tomada de Watoto Church

Desde más pequeño fue acogido bajo el cuidado de la iglesia Watoto (que significa niño en el idioma swahili) y asegura que quiere servir como pastor cuando crezca, aunque su pasión por el Señor ha hecho que muchos lo consideren ya el pastor más joven del mundo.

Su historia se conoció el 26 de julio tras una aparición en la televisión nacional de Uganda, durante el concierto en línea y en vivo de los Watoto Children’s Choir (Coro de niños de Watoto) y fue difundida por UG Cristhian News.

El niño usó su dirección para compartir su testimonio. Describió a Jesucristo como “fiel, amoroso y amable” y alentó a los espectadores a aferrarse a Él.

“Esto es lo que dice la Biblia: El Señor levanta a los pobres de la suciedad. Se lleva al indefenso de las cenizas. Y Él los acompaña con príncipes y con la realeza (Salmos 113:7-8) Esto es exactamente lo que Dios ha hecho en todas nuestras vidas”, dijo Patrick al público durante su intervención.

“Me dijeron que mi madre estaba muy enferma cuando nací. Entonces me quedé con mi abuelo que era demasiado pobre y viejo para cuidarme. Un miembro preocupado de la comunidad le pidió ayuda a Watoto. Más tarde fui llevado a la villa Watoto. Así es como comenzó mi historia”, agregó.

Fe y confianza

Su mensaje finalizó diciendo que hoy tiene 11 años y sabe que su identidad está en Jesús.

“No importa cómo se vea el (mundo), sabemos que Dios nos ama, Él tiene un plan para nuestras vidas y Él nunca nos dejará.

“Tu historia es diferente, pero Jesús es el mismo. Él es fiel, cariñoso, amable y se preocupa por nosotros. Él nos oye cuando lo invocamos, y nos conoce justo donde estamos”, afirmó el en su mensaje.

Esas palabras le dieron la vuelta al mundo rápidamente y están llamando la atención de miles de cristianos.

La iglesia a la que pertenece y que lo acogió desde muy niño se ubica en Kampala, Uganda, maneja un ministerio para niños huérfanos, da apoyo evangelístico, tiene ministerios de cuidado infantil, tres hogares para bebés, servicios de trabajo social, clínicas médicas, pastoral y discipulado, tres escuelas, un colegio y una escuela vocacional, entre otras obras sociales.

Su presentación el 26 de julio lo dio a conocer más allá de Uganda. Foto: Tomada de Watoto Church
Su presentación el 26 de julio lo dio a conocer más allá de Uganda. Foto: Tomada de Watoto Church

“Estamos muy agradecidos de que (el pequeño) haya sido recibido en la amorosa familia de Watoto”, dijo la iglesia.

Cuando le preguntaron por qué lo llaman pastor, Patrick dijo: “Porque eso es lo que quiero ser cuando sea mayor. Quiero compartir el amor de Jesús con los demás”.