Franklin Arroyo.9 junio

El abogado Pedro Beirute, experto en Derecho de familia, insistió en que no casará parejas del mismo sexo, ya que durante su carrera siempre ha defendido una sola forma de familia.

Un matrimonio como el de Daritza Araya , y Alexandra Quirós no lo haria don Pedro Beirute. Cortesía.
Un matrimonio como el de Daritza Araya , y Alexandra Quirós no lo haria don Pedro Beirute. Cortesía.

Es tajante y aún más cuando le quisieron armar un mosquero por unas declaraciones que dio a La Teja el 14 de enero del 2018 y que volvieron a circular recientemente en diferentes redes sociales, pero que, según él, fueron sacadas de contexto.

“Ni el Registro Civil, ni los notarios, ni los sacerdotes, ni el presidente de Costa Rica pueden casar a los homosexuales porque tenemos una Constitución Política que lo prohíbe en su artículo 51. Además, hay pronunciamientos de la Procuraduría (General de la República) haciendo ver que el matrimonio es entre un hombre y una mujer", dijo en aquella oportunidad.

Esas declaraciones se dieron antes del fallo de la Sala Constitucional que reconoció el matrimonio igualitario, el 8 de agosto del 2018.

Pedro Beirute se molestó que sacaran de contexto sus declaraciones. Foto: Archivo.
Pedro Beirute se molestó que sacaran de contexto sus declaraciones. Foto: Archivo.

“Lo que manifesté hace dos años tenía validez legal y moral porque la opinión consultiva no había generado ningún pronunciamiento en la Sala Constitucional y Pedro Beirute y otros abogados decían que la opinión no obligaba al Estado costarricense a nada.

“Con el fallo, la Sala permite que los notarios, jueces y gobernadores puedan casar a los homosexuales y se acabó el problema. Ahora, guste o no, se debe respetar y es lo que vengo diciendo desde entonces”, enfatizó.

Beirute insistió que quienes volvieron a circular la nota con lo que él dijo, antes de agosto del 2018, sacaron de contexto las declaraciones.

“No me generó ningún problema, la gente sabe que no me niego a decir lo que pienso, pero me molesta que un montón de irresponsables publiquen eso como si hubiera salido en estos días”, insistió.

Beirute reiteró que no casará a parejas del mismo sexo y que se apoyará en el derecho de objeción de conciencia avalado por la Dirección Nacional de Notariado.

“Tengo 25 años de mantener mi posición en defensa del matrimonio y no hacerlo sería contradictorio. Ningún notario está obligado a casar a nadie”, explicó.

Se basa en el artículo 6, del Código Notarial, que dice: “(...) los notarios públicos están obligados a tener una oficina abierta al público y brindar los servicios que se les requieran, de lo cual solo pueden excusarse por causa justa, moral o legal (...)”.

“No voy a casar a nadie porque me den 600 dólares y por hacer algo en lo que no creo. Tengo amigos de la comunidad y saben lo que pienso”, explicó.