Karen Fernández.8 marzo
Los 200 empleados de Chiquita Brand están entre los más recientes en quedarse sin brete. Fofo: Cortesía Sinae.
Los 200 empleados de Chiquita Brand están entre los más recientes en quedarse sin brete. Fofo: Cortesía Sinae.

La serie de despidos masivos que se han dado en Limón, en estos primeros meses del año, podrían generar una peligrosa bola de nieve de problemas en todo el cantón central.

“Según los cálculos de Japdeva que se han revelado, se habla que los desempleados por la entrada en operación de APM podrían ser entre 3 mil y 4 mil, mientras que el diputado David Gourzong habla hasta de 5 mil por las estibadoras, los predios de contenedores, los empleados de Japdeva y los transportistas carrusel cuyas actividades giran alrededor de la carga y descarga. Cada uno de ellos ganaba, en promedio, un millón de colones mensuales por lo que estamos hablando de entre ¢3.000 millones y ¢5.000 mensuales menos por concepto de salarios”, explicó Rubén Acón, presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Turismo de Limón.

Agregó que eso afecta definitivamente el poder adquisitivo y el consumo por lo que el comercio va a vender menos.

“Los restaurantes, sodas, ferreterías, farmacias, supermercados, librerías y tiendas van a tener menos ventas y eso los va a obligar a recortar personal. Ya la gente va a tener dificultades para hacer frente a sus préstamos bancarios, al pago de la educación de sus hijos, los alquileres, en fin, hay un efecto multiplicador que no requiere de un análisis financiero para detectarlo, es claro el problema que tenemos”, agregó Acón.

En esto también coincide el diputado limonense David Gourzong.

Lo peor es que eso se veía venir desde que se anunció la concesión de la nueva Terminal de Contenedores de Moín, y la Cámara lo expuso al Gobierno desde Luis Guillermo Solís y actualmente a Carlos Alvarado y ninguno de los dos hizo nada por preparar actividades que generaran empleo o mitigaran esas pérdidas, agregó el presidente de la Cámara limonense.

Pero don Rubén quiere enfocarse en la solución del problema, que según indicó está en la puesta en marcha de la zona industrial Isiven, ubicada en el sector de Búfalo de Limón, que, según él, podría estar generando diez mil empleos directos. (Ver nota aparte).

La entrada en operación de la Terminal de Contenedores de Moín, generó 600 empleos, una cifra muy por debajo de lo requerido actualmente. Foto: José Cordero
La entrada en operación de la Terminal de Contenedores de Moín, generó 600 empleos, una cifra muy por debajo de lo requerido actualmente. Foto: José Cordero

“Nosotros, el sector privado, le planteamos al gobierno de Solís una serie de proyectos que están encaminados muchos de ellos, pero que por falta de permisos u otras cosas no hemos podido terminar de concretar y que, de estar en marcha ahora, aliviarían la presión actual en Limón”, destacó Acón.

Bretes permanentes

Acón fue enfático en la necesidad de generar empleos permanentes y sostenibles y no en soluciones que vengan a aplicar un parche como algunos proyectos impulsados por los diputados que hablan de destinar parte del impuesto bananero a dotar de un hornito a una pulseadora para que ponga su negocio.

“¿A quién le va a vender ella? Instala la empresa y fracasa porque la demanda va a bajar por la pérdida de empleos”, explicó el jerarca de la Cámara.

" Hoy decirle a alguien que abra una empresa es embarcarlo. Esa plata se perdería porque no va a poder vender", Rubén Acón, Cámara de Comercio, Industria y Turismo de Limón

Otros proponen impulsar las asociaciones de desarrollo para hacer chapias y limpieza de carreteras. Esos son empleos temporales, que cuando se termine la carretera, se quedan sin nada y hasta endeudados con las inversiones que se hicieron para ofrecer el servicio y luego sin ingresos para pagar esas compras de maquinaria.

“Con la mesa Caribe otra vez nos están dando atolillo con el dedo. El problema es que ya nos agarró el toro, la situación se está complicando y la gente va a ponerse violenta. Cuando la gente tiene hambre, pierde la esperanza y siente que ha sido dañada, empiezan a hacer cosas como ir a cerrar carreteras”, advirtió don Rubén.

Intentamos conocer la posición de APM Terminals en este caso, sin embargo, se nos indicó que por tratarse de un asunto del gobierno, la empresa no se referirá.