Por: Redacción .   13 junio
Freddy Josué tiene diez años y es vecino de Alajuela, él podrá continuar con su vida normal tras recuperarse. Foto: Cortesía de la CCSS
Freddy Josué tiene diez años y es vecino de Alajuela, él podrá continuar con su vida normal tras recuperarse. Foto: Cortesía de la CCSS

Freddy Josué es un niño de diez años, vecino de Alajuela, a quien se le detectó un tumor maligno en su pelvis derecha hace tan solo siete meses atrás.

Afortunadamente el 4 de mayo el menor fue operado por el médico Willy Bolaños, especialista en cirugía ortopédica oncológica del hospital de Niños, quien estuvo a cargo de la coordinación del resto del equipo médico, compuesto por nueve ortopedistas más.

La operación de salvamento de hemipelvis derecha, como se le denominó a la cirugía, permitió a Freddy salvar también su piernita. La mamá del menor fue de gran ayuda en el procedimiento.

"Resecamos la mitad de la pelvis derecha del niño para eliminar el tumor, luego la reconstruimos usando hueso fresco del donado por la madre de Freddy, ambas operaciones se realizaron conjuntamente para mantener la mayor frescura del hueso. Los bordes estaban libres de células cancerígenas lo que permitió conservar la funcionalidad de los órganos internos y 90% de su movilidad", explicó el doctor Bolaños.

Freddy deberá continuar con tratamiento de quimioterapia para lograr una absoluta recuperación.

Esta es la primera vez que en Costa Rica se realiza una operación de este tipo, con la donación de hueso de la madre, lo que sigue demostrando la calidad de profesionales con los que contamos en el país.

La cirugía tardó diez horas, fue de siete de la mañana a cinco de la tarde, se hizo en el hospital de Niños.

Según el doctor Bolaños, a nivel mundial se reportan casos similares con diferentes tipos de reconstrucción; sin embargo, la técnica quirúrgica practicada en este paciente, utilizando hueso de la madre, es muy poco practicada en otros países por la dificultad del planeamiento quirúrgico.

Padres felices

Para los padres de Freddy, cuyos nombres no se dieron a conocer, esta cirugía está haciendo la diferencia, no solo para su hijo, sino para otros niños que podrían necesitarla en el futuro.

"Estaré eternamente agradecido con la institución, hemos vivido un proceso largo, pero esperamos que pronto pueda caminar", dijo el padre del menor alajuelense.

La madre salió del hospital dos días después de la cirugía y se encuentra recuperándose satisfactoriamente, mientras que el niño continúa en el centro médico recuperándose, pero se espera que pueda salir en los próximos días.

El paciente ya logra mover su pierna, cadera y puede sentarse. Este martes, dio sus primeros pasos con ayuda de muletas.