Karen Fernández.29 septiembre, 2019
Felipe Loaiza junto a sus sobrinos Daniel y Mathías Romero quienes lo apoyan en todo momento. Foto: Cortesía
Felipe Loaiza junto a sus sobrinos Daniel y Mathías Romero quienes lo apoyan en todo momento. Foto: Cortesía

Felipe Loaiza tiene 28 años, es periodista y desde hace cuatro años su vida cambió completamente cuando empezó a sufrir desmayos que se fueron incrementando al punto que en un día podía llegar a desvanecerse hasta 60 veces.

Durante año y medio iba al médico y ni ellos mismos sabían qué era lo que le pasaba, hasta que finalmente descubrieron que tenía un síncope neurocardiogénico, que era el causante de sus desmayos (Sus venas “no saben” bombear de acuerdo al ambiente en el que está, lo que provoca que se le baje la presión y por eso se desvanece).

Para controlar su problema cardíaco, se le colocó un marcapasos el 18 de febrero del 2018, pero eso tan solo controló que no se desmayara tantas veces al día, ahora le ocurre en promedio una vez al mes, pero deben tener muchísimos cuidados.

Además, está a la espera de ser operado nuevamente en los próximos 15 días.

Pese a su condición, Felipe no pierde la buena actitud ante la vida y pasa en una pura risa cada vez que puede, pues esta es una buena medicina para el corazón. Conversamos con él con ocasión del Día del Corazón que se celebra este domingo 29 de setiembre.

“Esta fecha no es un solo día, se vive a diario porque cambiamos nuestro estilo de vida drásticamente. He aprendido a ser más paciente y en temas de salud no exigirle tanto a mi cuerpo, a cuidar la buena alimentación y el descanso. Debemos hacerlo todos en general, no solo los pacientes cardíacos. Tengo que aceptar quien soy en este momento”, explicó el vecino de Orosi.

Con gran madurez, comprendió que había cosas que definitivamente ya no podía hacer, como caminar largas distancias, a lo mucho logra completar un kilómetro y debe sentarse porque se pone pálido, frío y se le pueden apagar las luces.

Además, pese a ser muy hablantín, sabe que no puede sostener conversaciones muy largas porque se agita y puede perder el conocimiento.

El joven tiene que mantenerse en control médico constante. Foto: Cortesía
El joven tiene que mantenerse en control médico constante. Foto: Cortesía

“Cuando salgo a una actividad social no puedo estar mucho tiempo de pie ni tampoco sentado, porque como mis venas no dilatan bien, se me baja mucho la presión, comienzo a sentir un hormigueo, se me nubla la vista y ya sabemos el desenlace”, explicó Felipe.

Incluso, algo tan sencillo como levantarse en la madrugada para ir al baño debe hacerlo con cuidado, porque si lo hace muy rápido puede terminar en el suelo.

“Yo le digo a la gente que colecciona medallas de maratones que yo llevo la mía dentro del pecho (refiriéndose al marcapasos)”, aseguró.

Su padecimiento es tan raro que a él lo mandan a comer con mucha sal y tomar muchas bebidas hidratantes, además de los medicamentos que debe consumir.

“Si el día está muy caluroso debo estar muy hidratado, mantenerme fresco con abanicos a mi alrededor. Pero manejar el área emocional es lo más difícil, porque quienes te rodean no comprenden tu condición”, añadió.

15 de cada 100 personas con trastornos de ansiedad son propensos a tener problemas del corazón.
Cero estrés

El estrés es una bomba de tiempo para el cuerpo y el corazón no se escapa de eso, máxime si la persona es diabética, tiene presión alta, colesterol y fuma, casi que está como el coyote con la dinamita marca Acme al lado.

“El exceso de estrés, las preocupaciones del día y la depresión son fatales, por eso se debe moderar las carga de trabajo y mejorar la salud emocional y el estado de ánimo para contrarrestarlo”, explicó el doctor Daniel Quesada, presidente de la Asociación Costarricense de Cardiología.

El cardiólogo agregó que las personas estresadas, coléricas y que no manejan bien sus emociones aumentan el riesgo de un infarto en un 50%.

Las artes marciales son ideales para el corazón. Foto: Mayela López
Las artes marciales son ideales para el corazón. Foto: Mayela López

Los problemas cardíacos son la principal causa de muerte en el país y en el mundo.

1 de cada 5 pacientes con problemas del corazón sufre de depresión
Bolados para el corazón

Si no quiere sufrir un relojazo le dejamos estos bolados que nos dio el doctor Ulises López, cardiólogo con énfasis en insuficiencia cardíaca, para que los ponga en práctica:

  • Ejercítese: Mover los músculos hace que baje la grasa. Camine, trote, nade, haga aeróbicos livianos, ciclismo recreativo. Lo aconsejable son 30 minutos cinco días a la semana.
  • Ría más porque eso libera el estrés.
  • Practique artes marciales, son excelentes para controlar las emociones y la irritabilidad.
  • Coma sano, sin grasas saturadas (presentes en carnes y embutidos), muchas frutas y verduras, menos comidas procesadas, poca sal.
  • No abuse de los panes, galletas, refrescos gaseosos, comidas rápidas, al contrario, sáquelas de su dieta
  • No cocine frituras, use más aceite de oliva y vinagres para las ensaladas en vez de los tradicionales aderezos
  • Tome una copa de vino tinto al día si lo prefiere
  • Si es diabético, sufre presión alta u otra enfermedad, tómese las pastillas al pie de la letra y siga las recomendaciones del médico