Por: Eduardo Vega.   2 junio

Emiliano Chamorro Mendieta es un periodista nicaragüense que hace 22 días se paseó por todos los hospitales privados de Nicaragua en busca de atención porque tiene coronavirus, pero ninguno le abrió las puertas porque desde hace un mes están llenos.

Cuando buscó un centro médico tenía muy apretado el pecho, además, en todos dejó claro que él forma parte de la población de riesgo porque a sus 50 años tiene varios de ser hipertenso y fumó durante unos 10 años, pero ni así logró que le encontraran una cama.

Emiliano se tomó una foto en emergencias de un hospital privado cuando creyó que lo aceptarían, pero nada. Cortesía.

“Me mandaron a morir a mi casa, aquí no importa si usted es de riesgo o no. No hay campo en los hospitales privados y en el caso de los hospitales públicos, que tampoco hay espacio", explica Chamorro.

Emiliano asegura que, además, como él es de los periodistas que ha informado contra el régimen de Daniel Ortega, le da miedo que lo internen en un hospital del estado porque dice que sabe de casos de personas a las que dejan sin atención en los centros médicos públicos porque son personas que no están de acuerdo con el Gobierno.

“Estoy contando el cuento porque Dios es muy grande y porque toda mi familia se ha unido en ayudarme. Hace quince días fue el momento más difícil de la enfermedad, en verdad creí que me moría, incluso, me despedí de la familia… uno con coronavirus y sin atención sí ve la muerte cerquita”, explicó el comunicador desde su casa en Managua.

Don Emiliano se aisló en su casa, pero como Managua está infestada de casos, su familia no se pudo ir para ningún lado porque, por la situación, nadie los recibía, por lo que su esposa y tres hijos también se contagiaron.

El periodista se contagió mientras cubría noticias del avance del Covid-19 en Managua. Cortesía.

“Puedo decir que ya voy saliendo, creo que ya no me morí, pero me toca atender a la familia, todos se me contagiaron. Ustedes no saben lo que se siente estar enfermo y no poder ayudar a la gente que amas. Es que nos están dejando morir, nadie nos ayuda”, asegura con profundo dolor el periodista.

El comunicador le agradece a los doctores privados que han hecho hasta lo imposible por ayudar gratis a la gente, dan citas por Internet sin cobrar.

“Hace 15 días no aguanté el dolor en el pecho, la espalda me estaba matando y me faltaba el oxígeno”, Emiliano Chamorro, periodista nicargüense.

“Los ticos deben darle gracias al sistema de salud que tiene, el coronavirus es una enfermedad carísima. A como ha podido mi familia me han ayudado para pagar más de cuatro mil dólares (más de dos millones de colones) en medicinas, eso llevo gastado y todavía me falta y hay que agregarle lo que se viene por mi esposa e hijos. No hay plata que alcance. Usted o paga o se muere”, sentenció.

En Managua la gente hace filas afuera de los hospitales públicos para saber sobre sus familiares internados. Foto AFP.
806 muertos reportan organismos nicaragüenses

Chamorro explica que en su país la gente se muere porque como están en la casa, cuando presentan problemas respiratorios, los mata la falta de oxígeno que sí podrían tener en un hospital.

“Un vecino falleció así, no hubo un tanque de oxígeno. Una prima recibió la ayuda de un tanque, pero le falta una manguera, entonces andan corriendo buscándosela, esa es nuestra realidad, si no hay solidaridad entre la gente, hay muerte, porque el Gobierno no ayuda en nada”, concluyó.