Shirley Sandí.18 septiembre

El pleito legal entre Eugenia Cartín y la empresa de cable e internet Tigo tiene un nuevo capítulo.

Rodolfo Alvarado, abogado de doña Eugenia, asegura que un perito que fue nombrado por el juez que lleva el caso, determinó que dicho audio “nunca pudo haber sido grabado en la oficina de doña Eugenia y mucho menos haber salido de ahí”.

La señora Eugenia Cartín Barrios demandó a Repretel por un personaje utilizado en las transmisiones de fin de año y a Tigo por la difusión de un audio. La acompaña su abogado Rodolfo Alvarado. Foto Alonso Tenorio
La señora Eugenia Cartín Barrios demandó a Repretel por un personaje utilizado en las transmisiones de fin de año y a Tigo por la difusión de un audio. La acompaña su abogado Rodolfo Alvarado. Foto Alonso Tenorio

"En consecuencia, como ese audio solo existía en ambas partes, y se sabe claramente que Tigo expresa que todas las conversaciones son grabadas supuestamente por control de calidad, se tiene la certeza de que dicho audio salió de las oficinas de Tigo",expresó el abogado, quien señaló que el perito llegó a esta conclusión por la calidad de la grabación y las característica del teléfono fijo que tiene la clienta en su oficina.

Alvarado asegura que con esta nueva prueba, la argumentación de defensa de Tigo se cae, por lo que de ahora en adelante solo resta el juicio final que se espera que se lleve a cabo en los próximos días. En este caso ya se llevó a cabo la audiencia preliminar y solo falta una audiencia complementaria y el dictado de sentencia.

"Desde hace dos años que este audio salió a la luz pública, doña Eugenia se ha encontrado en una situación de carácter sicológico inestable, porque después de ser una persona dedicada a la actividad privada en su casa, la convierten en una figura pública de burla, mofa y humillaciones, causándole un daño en su trabajo enorme. Ella espera una compensación", señaló el abogado.

La Teja intentó conocer la versión de Tigo, pero aún no recibimos respuesta.

Alvarado comentó la sentencia por ¢70 millones contra la empresa Repretel por la creación del personaje Eugenia, para las fiestas de fin de año, fue llevada a casación por la televisora, por lo que aún la demandante no recibe ni un cinco.