Franklin Arroyo.5 agosto

Jota Vargas, persona queer que salió en el reportaje del 22 de junio del 2019 dijo no estar muy de acuerdo con el concurso de belleza de las personas como él, pero igual respeta a todos los que desean participar.

Jota Vargas, pesona queer. Foto Jeffrey Zamora
Jota Vargas, pesona queer. Foto Jeffrey Zamora

-¿Qué opina del concurso?

- No sé nada del concurso, voy a decir lo que digo con base en la información que usted me brindó a mí. Creo que los concursos de belleza lo que hacen es cosificar a las personas, en el entendido que lo hacen solo para dar placer a otras personas, además, imponen una belleza hegemónica en la cual, las personas queeer nunca cabrían. Es decir, no existe una única forma de ser queer que se pueda medir por una rúbrica o por estándares de belleza.

- ¿Usted hubiera concursado?

- No, por las razones que ya dije. Si embargo, cada persona puede hacer uso de su cuerpo como desee.

- Para usted, ¿qué se debería evaluar?

- Primero, todas los que participen ya son ganadores, porque no se puede evaluar que tan queer es alguien, que tanto se sale de los estándares binarios de la belleza. Cada persona vive su identidad a su forma. Por ejemplo, Mr. Tico Gay no se trata de cuál es más gay, sino cuál es más guapo. Dentro de los rubros, me parece que no se puede evaluar los rasgos andróginos, jamás porque juzgan la expresión de género.

- ¿Cree que el reportaje de La Teja ayudó en algo a las personas?, más allá del impulso que dio al concurso...

- Me llegaron fotos de La Teja de varias partes rurales de Costa Rica, el hecho que el reportaje impreso llegara a esas zonas es ganancia, puede que una de esa personas esté allí y vieran esa luz. Ya con eso hicimos un montón. Además, el reportaje digital lo publicaron en páginas de toda América y generó debate en la población, gente que ahora sabe que existimos y pese a que estén de acuerdo, o no, generó debate e hizo cuestionar el sistema binario en el que vivimos.