Shirley Sandí.16 diciembre, 2018
En un video con Laura Moscoa y la pastora Cynthia Araya es donde se dio a conocer el ramasheka talamasoa. Foto: Captura de video.
En un video con Laura Moscoa y la pastora Cynthia Araya es donde se dio a conocer el ramasheka talamasoa. Foto: Captura de video.

En este 2018 hubo una frase que una casi primera dama hizo muy popular, se convirtió en reina de los memes y protagonista de los comentarios de la campaña política, y esa soy yo: “Ramasheka Talamasoa”. Por eso aparezco aquí como parte de los personajes del año.

Nací en febrero del 2018, cuando Laura Moscoa, esposa del entonces candidato a la presidencia Fabricio Alvarado, sorprendió en un video hablando en lenguas como parte de un ayuno espiritual y allí la gente me conoció. De ahí en adelante le puse más candela a las redes sociales y en el tramo final de la campaña electoral reinó la vaciladera.

Definitivamente fue gracias a mí y a la resolución de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (que le dio luz verde al matrimonio gay) que la voz de los partidos cristianos tomó un fuerzón en la campaña que buscaba definir al próximo presidente de Costa Rica. Tanto así que, en la primera ronda, mi candidato (Fabricio) obtuvo el 25% de los votos con el partido Restauración Nacional, frente al 22% de Carlos Alvarado, del Partido Acción Ciudadana. Ya en la segunda ronda se volcó la tortilla.

Pero como buena “Fabrilover” puedo decir que puse a todo el país a hablar de mí, tal vez no todos hablaron en lenguas, pero que hablaron de mí no quedó ninguna duda.

Pura vaciladera

Muchos vacilaron a doña Laura y hasta fue el pato de la fiesta por mencionarme en el video y decir cosas como: “Vas a empezar a ir al baño más de lo normal y eso va a empezar a salir, se va empezar a disipar, se va ahora en el nombre de Jesús”.

Esteban Mora, analista y estratega digital, dice que el concepto que represento sorprendió a muchos.

“Posiblemente para la gente familiarizada con este tipo de cultos no era nada nuevo, pero al resto de la población nos sorprendió, y los que utilizamos un poco más de ciencia para entender las cosas, dijimos, ¿cómo es eso?

“Es evidente que para fines electorales, esto les perjudicaba (a Restauración Nacional). Gran parte de la población no entendía ese concepto (hablar en lenguas) y le parecía risible. Electoralmente daba pie a que en una sociedad como la nuestra, tan especialista en burlarnos de todo, un video como estos se convirtiera en carne de cañón y, si se estaban burlando de un candidato, aumentaba esas burlas y tipificaba a sus seguidores. Fue como ponerles una etiqueta y por eso es que hoy sobreviven los ramashekos”, dijo Mora.

La famosa frase dio a pie a muchos memes y comentarios en las redes sociales.
La famosa frase dio a pie a muchos memes y comentarios en las redes sociales.

Pero dejando ciertos detallitos de lado, les digo que los ramasheko representamos 829.000 votos en la segunda ronda que se celebró el 1 de abril (el 39,3% de los votos válidos) con consignas muy claras definidas por nuestros valores: no al matrimonio gay, no al aborto ni a la fecundación in vitro. Así lo hicimos ver en la multitudinaria marcha por la familia que se realizó el 3 de diciembre del 2017, donde miles nos hicimos sentir.

Claro, a nivel político los diputados de Restauración Nacional como que se han puesto a hablar en lenguas que ni ellos mismos entienden, de allí que los legisladores se dividieron y hoy por un lado está el grupo ramasheka y por el otro los talamasoa (Restauración Nacional - Nueva República).

Además de que yo creo que asusté a un buen sector de los votantes, las palabras en campaña del apóstol Ronny Chaves, cuando habló en contra de la Negrita o cuando aseguró que con sus poderes podía detener los temblores, se terminaron de pasear en todo, sin olvidar pequeños detallillos como que mi excandidato Fabri Alvarado no sabe hablar inglés, pero bueno, nadie es perfecto.

“Ahora sabemos quiénes son”

Lo cierto del caso es que nos visibilizamos y así lo reconoce Marco Castillo, líder del Movimiento Diversidad, que aunque me cae bien pesado, lo tengo que incluir porque representa la otra cara de la moneda.

“Ahora sabemos quiénes son los ramashekos. Primero salieron inventando lo de la ideología de género y en las iglesias decían que en las clases de sexualidad se permitiría a los profesores tocar a los chiquitos. La verdad es gente muy retrógrada, que no tiene respeto por los derechos ni la dignidad humana.

“En realidad la campaña electoral fue un espejo de nuestra sociedad. A final de cuentas creo que nosotros ganamos, porque tendremos el derecho al matrimonio a partir de mayo del 2020, ya podemos cambiar nuestro nombre en el registro y se terminó eligiendo a Carlos Alvarado como presidente, un signo importante para nuestros tiempos”, dijo Castillo.

También me fui a hablar con el politólogo Rotsay Rosales, quien opinó que el ascenso de los partidos neopentecostales es una tendencia regional en América Latina, producto de un proceso creciente de expansión de las iglesias evangélicas y pentecostales.

De eso y otras cosas más quería hablar con Fabricio Alvarado y con Laura, pero nos dijeron que estaban fuera del país y que no podían atendernos. Queríamos preguntarles qué le depararía a Costa Rica si Nueva República, su nuevo partido, llega al poder. El politólogo Rosales aseguró que en eso no hay mucha claridad, todo lo contrario, que en ese tema hay mucha incertidumbre.