Shirley Sandí.16 septiembre

El personal de salud, que lucha contra el covid-19 en la primera línea de batalla, se solidarizó con el ministro de Salud, Daniel Salas, por el lamentable fallecimiento de su padre, Jorge Eduardo Salas, quien desde hace días venía malito.

El 25 de agosto se comunicó que el señor se contagió de coronavirus aparentemente mientras estuvo internado en el Hospital México a causa de un problema cardiaco.

El personal de salud sigue en pie de lucha. Foto: Cortesía
El personal de salud sigue en pie de lucha. Foto: Cortesía

Así como le pasó al doctor Salas, quien lidera el batallón contra la pandemia, los soldados vestidos con gabachas y estetoscopios están igualmente expuestos a que ellos o uno de sus familiares se contagien en cualquier momento.

A la fecha, 1.483 trabajadores de la Caja se han contagiado y 12.015 se han incapacitado por covid (el 70% de ellos se enfermó en julio). Los hospitales México y San Juan de Dios son los que registran más casos de sus funcionarios.

Guillermo Oreamuno dice que nunca se había enfrentado a una enfermedad como el coronavirus.
Guillermo Oreamuno dice que nunca se había enfrentado a una enfermedad como el coronavirus.

“He atendido enfermedades de todo tipo, pero nunca me he enfrentado a una situación como esta que estamos viviendo. Es una enfermedad que puede afectar a cualquier miembro de nuestra familia, en cualquier momento, no se sabe cómo llega, ataca rápidamente y la persona en pocos días pueden estar internada en cuidados intensivos y también rápidamente puede fallecer”, comentó Guillermo Oreamuno, jefe de Enfermería en el Hospital México y quien lleva 24 años de laborar en salud.

Recordó que la persona que muere por este virus no tendrá la posibilidad de que sus seres queridos le den un último adiós.

“Quiero decirle al ministro Salas que lo admiro mucho, que le envío las más sinceras condolencias. Que admiro su temple, coraje, valentía y fuerza para salir todos los días a tratar de convencer a la población, que es algo difícil, porque se dejan llevar por lo que dicen los demás, y mucha gente se ha burlado de esta pandemia", insistió este funcionario.

“Hoy le toca a usted sufrir con su papá y darle el último adiós y el descanso eterno. Mañana puedo ser yo, mis abuelos, mis hijas. Esta enfermedad no distingue puesto, clase social, ataca a todos”, Guillermo Oreamuno, jefe de Enfermería en el Hospital México

Oreamuno atiende a pacientes covid desde marzo, y promueve junto con su departamento la iniciativa de maquillar los cuerpos de los fallecidos por el virus, para que sean vistos por última vez con otro semblante en el rápido reconocimiento que debe hacer un familiar antes de la incineración.

Factura familiar

Por su parte, el doctor Yanan Badilla, microbiólogo del CEACO, reconoció que esta lucha contra la pandemia genera que muchos trabajadores tengan incluso que alquilar cuartos lejos de su familia para protegerla, aunque eso los convierta a ellos en seres más vulnerables ya que el impacto emocional y sicológico de lo que enfrentan, sumado a las largas jornadas, es mucho más duro si se lleva alejado de los seres queridos.

Doctor Yanan Badilla, microbiólogo del CEACO.
Doctor Yanan Badilla, microbiólogo del CEACO.

“Le envío una sincera condolencia al doctor Salas, no estamos exentos de ser afectados. De alguna manera es hasta contradictorio que nosotros como personal de salud, que conocemos al enemigo, enfrentemos pérdidas tan fuertes como un familiar. Sin embargo, estamos para apoyarlo, continuando en esta lucha, no vamos a sucumbir. Continuaremos con nuestra labor ardua y comprometida”, aseguró el médico.

Piden más protección

Juan Carlos Durán, asistente de pacientes del hospital San Juan de Dios, aprovechó para hacer un llamado para la protección de los trabajadores.

“Como trabajador de la salud del hospital San Juan de Dios, con 35 años de experiencia, envío mi pésame y solidaridad al ministro de Salud por el deceso de su padre, pero de igual forma estamos solicitándole que conforme se avecina una etapa muy dura en la atención de la pandemia, que vuelva los ojos al personal de primera línea y exija a la Caja mejorar la entrega de los equipos de protección de necesitamos para seguir salvado vidas”, dijo Durán.

Así también lo hizo Jorge Ugalde, enfermero y coordinador de Educación del Sindicato Nacional de Enfermería Afines (SINAE).

“Quiero expresarle desde el fondo de mi corazón mis condolencias al señor ministro de Salud. Me identifico con su dolor y pido que tenga fortaleza para superar este infortunio. Todo el personal de salud siente la pérdida de su padre, pero a la vez clama por una intervención de las autoridades para que se mejore y supervise la calidad de los equipos de protección personal que se nos brinda, y así evitar más dolor en las familias costarricenses”, señaló Ugalde.

SINAE denunció que el personal de enfermería, específicamente de salas de operaciones del hospital Tony Facio en Limón, está preocupado por el hacinamiento en el que deben realizar labores, situación que los expone a posibles contagios de covid-19.

Personal del hospital de Limón asegura que trabaja todo apelotado.
Personal del hospital de Limón asegura que trabaja todo apelotado.

La tensión entre el personal aumenta más al saber que recientemente tres funcionarios de ese servicio, en el turno de la noche, dieron positivos como portadores del virus, pero siete de los trabajadores que tuvieron contacto no fueron enviados a aislamiento.

Según comentó uno de los trabajadores, el área de descanso y de alimentación es muy pequeño y ahí deben estar todos apelotados.

Finalmente, el Dr. Marvin Atencio, secretario general de SIPROCIMECA, también envió un mensaje al ministro:

"Como médico y secretario general de SIPROCIMECA, lamento profundamente, el fallecimiento del padre del Dr. Daniel Salas. En nuestra profesión, día a día, luchamos con diversas enfermedades que aquejan a nuestros pacientes, tanto en el Servicio de Emergencias, hospitalización y también en el quehacer administrativo y ejecución de las actividades médicas.

"Todas las muertes son dolorosas, pero más aún cuando se trata de nuestros padres o familiares. Esta lucha por el control de la pandemia covid 19 nos ha afectado a todos, de muchas maneras. No hay distinción.

“Es importante reiterar que debemos continuar todos siguiendo los protocolos correspondientes como distanciamiento social, lavado de manos, uso de mascarilla y careta y no acudir a eventos masivos o con aglomeración de personas”,