Nacional

Personas sin hogar se encargan de dejar como un ajito a Goicoechea

Gracias a un programa de voluntariado se logró que 35 personas que viven en indigencia le pongan bonito a la limpieza

Personas que viven en la indigencia y que asisten a un dormitorio temporal en el cantón de Goicoechea están marcando la diferencia ya que decidieron ponerse a limpiar el parque y las calles de su comunidad.

Lo mejor de todo es que la idea nació de ellos mismos, pues desean colaborar en algunas tareas que beneficien a la comunidad. Debido a lo anterior nació un programa de voluntariado en el que participan unas 35 personas, que se dividen en ocho grupos para realizar tareas de limpieza como recoger hojas o el zacate en el parque Santiago Jara de Guadalupe, el encalado de los árboles y mantenerlo como un ajito.

No hay un horario determinado para que hagan el bretecito, ya que todo depende de cómo avanza cada persona en las labores que se le asignaron.

“Lo hago porque realmente quiero colaborar”, asegura Henry Rostrán, uno de los voluntarios.

También van a ponerle bonito al Centenario (Guadalupe), limpian las señales de tránsito con la guía de la Unidad Técnica de Gestión Vial de la municipalidad de Goicoechea y colaboran con la limpieza en el edificio de la Cruz Roja de Guadalupe.

“La alcaldía municipal, como abanderada de la promoción y defensa de los derechos humanos, ve con entusiasmo esta iniciativa”, dijo el director de desarrollo humano, de la muni, Luis Hidalgo.

El dormitorio temporal de personas en condición de calle abrió sus puertas en junio del 2020. Es un proyecto que surgió en la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, dirigida por el padre Marvin Danilo Benavides, y que logró el apoyo en el Área de Salud de Goicoechea, a través de la doctora Rossana García; así como en el alcalde municipal, Rafael Vargas Brenes.