Karen Fernández.9 febrero

Todos los años con la entrada a clases es común que se den brotes de piojos; sin embargo, con las características del curso lectivo del 2021, en el que se implementaron protocolos sanitarios para prevenir el contagio del covid-19, no deberían presentarse.

Con un peine y vinagre blanco puede eliminar las liendres. Foto: Cortesía.
Con un peine y vinagre blanco puede eliminar las liendres. Foto: Cortesía.

“Si se dan brotes de piojos este año sería una alerta de que no se están guardando las medidas de distanciamiento físico (1,8 metros) recomendadas por las autoridades de salud para prevenir el covid”, explicó el dermatólogo Carlos Bravo.

El Ministerio de Educación Pública prohibió los juegos de contacto, los abrazos o el compartir comida o un artículo para disminuir el riesgo de contagios, por lo que un brote de piojos en una escuela, señalaría que se dio un fallo en la supervisión.

“Los piojos tienen unos garfios con los que se cuelga de los cabellos y cuando el niño mueve la cabeza con fuerza salen disparados dando vueltas y le caen a alguien en la cabeza, el cuello o los hombros y de ahí sube al cuero cabelludo. No es que salta como una pulga, como muchos creen”, agregó el especialista.

-¿Los brotes tienen una época específica?

No, ellos no tienen un comportamiento estacional, más bien es un comportamiento de tiempo acumulado de contacto de niños. Es decir, las probabilidades de que un niño se infeste por un piojo son mayores después de haber estado varios meses junto a otros.

-¿Cuál es la forma más frecuente de contagio?

De un niño o grupo de ellos que viven en un lugar y contagian a otros. Otras veces el contagio viene porque el papá, la mamá y el niño, fueron de paseo a un hotel (pasa bastante) y ahí se contagian porque no cambiaron las sábanas o la almohada. O en un sillón donde la gente se acuesta y ahí levanta al piojo y luego va a la escuela o el colegio y empieza un brote ahí.

Otra forma frecuente es el niño que duerme con la mamá, esta trabaja como doméstica, cuida a otros chiquitos y les pega los piojos y estos lo llevan a la escuela.

-¿Quiénes deben tratarse?

Toda la familia, porque muchas veces solo le ponen tratamiento al niño y al hermanito, pero los adultos que viven o frecuentan la casa no se ponen nada y por eso el chiquito no se cura, porque sigue presente en ellos el piojo poniendo liendres (huevillos) y no se elimina.

-¿Cómo debe tratarse?

Si está demasiado infestado de piojos, lo mejor es cortarle el pelo, pero pocos lo hacen. Si no, hay varios tratamientos seguros. No usar insecticidas.

Hay medicamentos tomados que son prescritos por un doctor como la Ivermectina que mata los piojos vivos, como no mata liendres, se toma cada semana por cuatro semanas, para cubrir el periodo de incubación de los huevos.

El vinagre blanco se lo pone en la cabeza y lo deja actuar unos 15 minutos. No mata al piojo vivo, pero daña el pegamento de las liendres y con un peine fino, se lo pasa por el pelo y se le desprenderán. Si los ve pegados al peine ahí sí, puede echar insecticida para matarlos y que no se le vayan a volver a pegar al niño, o lava el peine con agua y jabón.

Otra opción son champús u otros productos con permetrina, pero mucho puede ser tóxica.

Finalmente hay un producto de silicón líquido que mata piojos y liendres (Piosil). Se pone tres noches seguidas y se repite cada semana por un mes.