Bryan Castillo.18 septiembre
Esta es una de las motos eléctricas que tiene la Policía de Tránsito. Foto: Roberto Carlos Sánchez.
Esta es una de las motos eléctricas que tiene la Policía de Tránsito. Foto: Roberto Carlos Sánchez.

La Policía de Tránsito cuenta con 10 nuevas motos eléctricas para realizar los diferentes trabajos que hacen en carretera.

Estas bichas, que no tienen nada que envidiarle a la del personaje televisivo Robocop, le permitirá a esta dependencia ahorrarse ¢57.22 por kilómetro en relación a las que usan gasolina.

Decimos esto porque según datos del Consejo de Seguridad Vial (Cosevi), una moto que use hidrocarburos gasta ¢24.69 por kilómetro recorrido y ¢66.11 de mantenimiento, mientras que estas nuevas adquisiciones gastarán apenas ¢4.61 de electricidad y ¢28.97 de mantenimiento.

Las nuevas chuzas pueden recorrer, cada una, hasta 250 kilómetros por cada carga que realicen y pueden ser usadas en playas, zonas montañosas y en la ciudad.

Claudia Dobles, primera dama de la República se mostró complacida, pues este tipo de vehículos ayudarán a realizar labores amigables con el ambiente.

“Al ser la matriz eléctrica nacional casi cien por ciento limpia, se puede considerar que las motocicletas eléctricas son realmente cero emisiones. Esta es una acción más encaminada desde el Gobierno para mejorar la calidad de nuestro aire y la salud de la población”, comentó.

La inversión fue de ¢210 millones e incluye mantenimiento por 80 mil kilómetros, ocho centros de carga, radios de comunicación, rotulación y cascos.

Según información de Cosevi, para lo que resta del año se espera adquirir una flota eléctrica de 53 carros y 70 motocicletas que serán repartidas entre ministerios, universidades, bancos e instituciones del Estado.