Bryan Castillo.5 mayo
Doña Epsy estuvo metida en polémicas por nombramientos. Foto: Graciela Solís.
Doña Epsy estuvo metida en polémicas por nombramientos. Foto: Graciela Solís.

En el país todos hablan del presidente Carlos Alvarado, no así de sus compañeros de fórmula que han pasado más escondidos que los fiebres manudos durante los últimos cinco años.

Se trata de Epsy Campbell y Marvin Rodríguez, quienes ocupan la primera y segunda vicepresidencia respectivamente.

El politólogo Claudio Alpízar, aseguró que la Constitución Política no les impone una función específica, por lo que el trabajo de ambos desde ese puesto se resume a nada.

“A doña Epsy Campbell se le encomendó la Cancillería, de la que luego salió por los motivos que ya se conocen (nombramientos a personas cercanas a ella) y a don Marvin no se le encomendó alguna labor relevante por eso ha pasado desapercibido”, comentó.

Alpízar explicó que la función de estas personas se limita a sustituir al presidente cuando no esté en el país o se encuentre incapacitado.

Rodríguez ha tenido un papel menos protagónico. Foto: Lilliam Arce Robles.
Rodríguez ha tenido un papel menos protagónico. Foto: Lilliam Arce Robles.

“Se puede sustituir por razones de fuerza mayor como la muerte o que el presidente haya perdido alguna capacidad mental para seguir ejerciendo el cargo”, comentó.

El experto aseguró que en la mayoría de países solo existe un vicepresidente, como en Estados Unidos que además, quien además de ocupar ese puesto también es presidente del Senado.

“Hasta hace tres administraciones los vicepresidentes no tenían salario, pero se les encomendaba otras funciones que sí eran remuneradas, como las de ser coordinadores del sector económico o social”, agregó.

En la segunda administración (2006-2010) de Óscar Arias, ocurrió que ante la renuncia de sus vicepresidentes Kevin Casas (2007) y Laura Chinchilla (2009), esta última para aspirar a la presidencia, el cargo de presidente cuando salía Arias recaía en el presidente del Congreso que en aquel momento era el diputado Francisco Antonio Pacheco.