Shirley Vasquez, Shirley Sandí.15 diciembre, 2018
Momentos en que don Eliércer entrega el anillo de compromiso a su amada Eugenia Miguelina. Foto Shirley Vasquez.
Momentos en que don Eliércer entrega el anillo de compromiso a su amada Eugenia Miguelina. Foto Shirley Vasquez.

Eran las 7 de la noche de este jueves y a don Eliécer Álvarez, de 60 años, le latía su corazoncito a más no poder.

Este brumoso estaba dentro del aeropuerto Juan Santamaría esperando el arribo del avión que traía a su esposa Eugenia Miguelina Malave Polanco, una dominicana de 52 años con quien se casó el pasado 19 de julio.

Todo suena muy bien, solo que hay un detalle que hace esta historia sorprendente. Esa era la primera vez que Eliércer y Eugenia se veían cara a cara. Ellos se conocieron por Facebook hace año y tres meses, se enamoraron y se casaron, sin conocerse en persona.

Don Eliércer acostumbraba publicar mensajes cristianos en video en su Facebook y uno de ellos llegó a parar al muro de Eugenia. Ella lo abrió, lo vio, le llamó mucho la atención y le dio me gusta. Luego siguió dándole “like” a todo lo que publicaba don Eliécer.

Días después le puso un comentario que decía que tenía muy bonita voz y luego se atrevió a escribirle que estaba “guapo”.

Y fue así como Cupido comenzó a hacer su trabajo mediante esta conocida red social.

La unión se llevó a cabo gracias a un apoderado con poder especialísimo que representó a Eugenia en una ceremonia que se efectuó acá, en Costa Rica, pero lo hicieron a pura foto y video.

Momento especial

Don Eliécer llegó vestido de traje entero negro, con una bandera de Costa Rica en su mano y en el sombrero una cinta con los colores patrios. Le llevaba un sombrerito igual a su amada. Así esperó ansioso la llegada de Eugenia en el vuelo 391 de la aerolínea Copa. Le dijimos que nos describiera ese momento y nos indicó que “era un sueño”.

Entre la multitud del área de espera del aeropuerto, don Eliécer mantenía en sus manos un ramo de rosas, una bolsa de regalo con un oso de peluche y en la bolsa de su saco una pequeña cajita con un anillo de compromiso (ya que piensan casarse pronto por la iglesia).

Acompañado por una sobrina que fue testigo de la unión de esta pareja y que no quiso salir en cámaras, este enamorado no se cansó de masticar chicle por los nervios y ver las pantallas de llegada de los aviones.

También estuvo presente un equipo de Univisión, el cual pasará la nota en el programa Primer Impacto. Así que esta unión seguirá cruzando fronteras, como lo hizo desde el inicio.

Se enamoró y se casó con dominicana a la que nunca ha visto en persona

Este vecino de Cartago, conoció a Eugenia Evangelina mediante Facebook y así se enamoraron, a pura foto y video. Ella es dominicana. Lea más de esta novela: https://trib.al/YMuBu36

Posted by La Teja on Monday, October 29, 2018
Tensa espera

Luego de unos 45 minutos de haber arribado el vuelo de Copa, Eugenia Miguelina salió por la puerta de la terminal. Entre risas nerviosas se encontraron y se fundieron en un fuerte abrazo. Ahí mismo se dieron el tan esperado beso y no fueron uno ni dos, fueron varios, mientras ella decía " ¡mi precioso!".

Ante la pregunta obvia de que si se imaginaban así, ambos dijeron que están "mejor de lo que esperaban".

Don Eliécer sacó de inmediato los regalos y seguidamente vino la entrega del anillo, lo que involucró a muchas personas que estaban cerca de los enamorados. Cuando se lo entregó, todos los que estaban en la salida del aeropuerto aplaudieron a la feliz pareja.

Don Eliércer Álvarez llegó armado con flores, bandera, peluche y anillo. Foto Shirley Vásquez.
Don Eliércer Álvarez llegó armado con flores, bandera, peluche y anillo. Foto Shirley Vásquez.

Eugenia llegó algo afónica y aunque le costaba hablar, no se cambiaba por nadie al lado de su gran amor y con lágrimas aseguró que valió la espera de tanto trámite, tanto papeleo y que se pospusiera este viaje una y otra vez, pero que “así fue como Dios lo quiso” y ahora está más que agradecida y dispuesta a adaptarse a su nueva vida, no solo de mujer casada , sino de vivir en Costa Rica.

“Me siento la mujer más feliz del mundo, fueron muchos días de espera y ansiedad, pero aquí estoy, él es mejor de lo que pensé, ya lo tengo conmigo, y estamos juntos. Gracias a todos por estar aquí y ser testigos de esta unión ( dirigiéndose a los medios)”, indicó la esposa.
Nada de luna de miel

Ante la pregunta de qué harían esa noche Eliécer respondió.

“Lo primero es irnos a casa a descansar porque ella viene algo enferma del viaje, lo importante es que ella esté a gusto. La luna de miel aún no se dará porque queremos hacer las cosas como deben ser, primero vamos a programar la boda religiosa, hay que hablar con el pastor y todas esas cosas que se requieren, así que la luna de miel esperará un poco.

"Es la primera vez que estamos juntos y creo que ella merece respeto, entonces vamos a ver como sale hoy todo, conversar, hablar mucho”, indicó don Eliécer.

Finalmente los novios se fueron rumbo al parqueo para tomar la ruta a Cartago, donde tendrán su nidito de amor.

Todos en el área de espera del aeropuerto Juan Santamaría felicitaron a la pareja. Foto Shirley Váquez.
Todos en el área de espera del aeropuerto Juan Santamaría felicitaron a la pareja. Foto Shirley Váquez.