Karen Fernández.26 febrero, 2019
Las tres etapas del proyecto tendrán un costo de de ¢1.800 millones. Fotografía José Cordero
Las tres etapas del proyecto tendrán un costo de de ¢1.800 millones. Fotografía José Cordero

Los conductores y usuarios que transitan por la carretera Florencio de Castillo por fin dejarán de sufrir por el mal estado de la vía que comunica San José con la Vieja Metrópoli a la altura de Ochomogo.

Esto porque a partir de este martes a las diez de la noche, el Conavi comenzará a cambiar las losas de concreto que ya están hechas leña para colocar una vía asfáltica.

Las losas dañadas serán demolidas y luego se iniciará con el cambio de los 2,5 kilómetros que se arreglarán.

Los trabajos durarán aproximadamente un mes, durante este primer tramo que se sustituirá, que va de Repuestos Miami en San Rafael hasta el servicentro Cristo Rey, en el sentido San José - Cartago, es decir, empezando a subir Ochomogo.

Por esta razón, se regulará el paso por ese punto de diez de la noche a cinco de la mañana todos los días.

Posteriormente, y como parte de este mismo proyecto, indicaron en el Conavi, se intervendrá el tramo entre la estación de pesaje y la rampa de descenso a Cartago (unos 2,5 km aproximadamente), con sentido desde San José.

Finalmente, se cambiará la superficie de ruedo en la sección entre Cartago y San José, que va desde el cruce de Taras hasta los tanques de Recope (2 kilómetros).

Esta intervención vial tiene un costo general, para las tres secciones a mejorar, de ¢1.800 millones.