Bryan Castillo.28 abril, 2019
Hidalgo ha estado muy de cerca con el presidente Carlos Alvarado. Foto: Rafael Pacheco.
Hidalgo ha estado muy de cerca con el presidente Carlos Alvarado. Foto: Rafael Pacheco.

Carolina Hidalgo será presidenta del Congreso hasta el próximo 1 de mayo cuando se haga el cambio de directorio, por lo que asegura que tendrá más tiempo para entrenar y dedicarle a su familia.

Tras casi un año en ese puesto, la diputada del Partido Acción Ciudadana afirmó a La Teja que ha tenido muy buenos momentos en ese cargo, pero que falta mucho camino para derribar las barreras del machismo.

Hidalgo ha sido desde 1948, la tercera mujer en ocupar este cargo, antes lo hicieron Rosemary Karpinsky (1986-1987) y Rina Contreras (2000-2001).

–¿Qué le deja este año como presidenta de la Asamblea?

Me deja que fue un año productivo en cantidad y calidad de proyectos, se sacaron cosas que durante mucho tiempo no se habían podido trabajar en la Asamblea y eso tiene que ver con el compromiso de las demás fracciones de sacar una agenda en común.

–Durante su gestión se aprobaron 113 leyes y se propusieron más de 500 proyectos ¿Qué conclusiones saca de eso?

Fue una Asamblea bastante productiva, de las más productivas en los últimos 20 años y eso fue gracias al acuerdo nacional que hubo entre otras fracciones.

“No soy muy fiebre, pero soy liguista, sé que el equipo anda mal”. Carolina Hidalgo.

–¿Cuál fue el proyecto más importante que se aprobó durante su gestión?

El plan fiscal, pero hubo otros como la reforma al reglamento (que regula los tiempos de discusión y la aprobación de proyectos de ley) que el próximo presidente (del Congreso) verá los resultados.

–¿Algunos diputados le pusieron trabas?

No, no, mis compañeros de fracción fueron muy importantes en esta labor, al igual que los jefes de fracción que fueron muy colaboradores y los asesores del plenario.

A Hidalgo no tiembla el puso para nada. Foto: Lilliam Arce.
A Hidalgo no tiembla el puso para nada. Foto: Lilliam Arce.

–¿Por ser mujer vio actos de machismo en su contra?

En algunas ocasiones sí, creo que fue más que todo porque el que una mujer joven estaba presidiendo un espacio político significó en algunos momentos diferencias que se manifiestan en los debates que se llevaban a cabo en el plenario.

–¿Qué ha sido lo más complicado?

Creo que tener claridad de que todas las opiniones y preocupaciones valen por igual distintamente del tamaño de las fracciones y que es oportuno tener esos encuentros con todas las bancadas.

–¿Y lo más bonito?

¡Ayyyy! (suspira) El intercambio con las mujeres que todos los días en la feria, en la pulpería o en cualquier otra parte que se me acercaban para decirme que estaban orgullosas de mí.

Conózcala
Hidalgo es abogada, máster en Derecho Público y máster en Derecho Local, además fue elegida como diputada por la provincia de Alajuela y fue directora de Resolución alterna de conflictos del Ministerio de Justicia y Paz.

–¿Recuerda algo gracioso que le haya pasado como presidenta?

Bueno, nunca me caí (risas) y tampoco vi a alguien caerse, la verdad no recuerdo.

–¿Cuál es el consejo que le da al próximo presidente de la Asamblea?

Costa Rica no necesita liderazgos que se quedan en la confrontación o en la crítica, si no que deben orientarse en tener un debate sano enfocado en dar soluciones.

–Ahora que no va a ser presidenta del Congreso ¿qué otras cosas hará?

Le dedicaré más tiempo a mi familia, a mi esposo (Mario Ballesteros), le soy sincera, extraño tener tiempo de calidad con ellos, pero me han comprendido.

–¿Cuántas horas trabaja por día?

Poco más de 12 y ahora no se cuánto tiempo podré tener libre.

–Mucha gente a usted la relaciona con el ciclismo…

Sí, pero mi deporte principal es la natación, pero me gusta el ciclismo también.

Un punto a favor de la diputada fue el diálogo que sostuvo con todas las fracciones. Foto: Agencia Ojo por ojo.
Un punto a favor de la diputada fue el diálogo que sostuvo con todas las fracciones. Foto: Agencia Ojo por ojo.

–¿Eso es algo que retomará?

No lo he dejado, lo que pasa es que antes entrenaba en la piscina cinco días por semana, ahora lo hago tres.

–¿En dónde entrena?

En el polideportivo Monserrat en Alajuela a las cinco de la mañana ¡Viera que fría el agua a esa hora! (risas), pero ahora tengo mucha ilusión por retomar esos entrenamientos intensos.

–¿A cuál equipo le va?

No soy muy fiebre, pero soy liguista, sé que el equipo anda mal.

-¿Ha pensado en ser candidata a la presidencia del país?

Honestamente no, de momento estoy enfocada en el trabajo dentro de la Asamblea.