Shirley Sandí.16 julio

El presidente Carlos Alvarado anunció en sus redes sociales que a partir de este jueves, rebajará su salario un 15% debido a la crisis económica causada por la pandemia.

El Gobierno impulsa una reforma para reducir en un 15% los salarios de los empleados públicos. Foto: Roberto Carlos Sánchez / Presidencia para LN
El Gobierno impulsa una reforma para reducir en un 15% los salarios de los empleados públicos. Foto: Roberto Carlos Sánchez / Presidencia para LN

“La pandemia sanitaria ha causado una pandemia económica. El país pasa momentos duros y por eso el Gobierno propuso reducir un 15% la jornada de empleados públicos que ganan más de ₡1,5 millones. A partir de hoy, rebajaré voluntariamente mi salario para cumplir ese 15% en total”, aseguró Alvarado en sus redes sociales.

En su informe del pasado 4 de mayo, Alvarado había anunciado que su salario iba a bajar un 10% por la propuesta que había en ese momento de contribución solidaria.

La pandemia sanitaria ha causado una pandemia económica. El país pasa momentos duros y por eso el Gobierno propuso...

Posted by Carlos Alvarado Quesada on Thursday, July 16, 2020

“En este contexto, anuncio que el salario del presidente se reducirá desde hoy en un 10 por ciento, acorde con la propuesta de contribución solidaria y reitero, como lo hice público en enero pasado, que he renunciado a tener pensión como expresidente una vez que deje el cargo”, dijo.

Con la rebaja, el sueldo del mandatario pasó en mayo de ¢4.793.000 a ¢4.313.700.

Esto quiere decir que con este 15% menos le quedaría en unos ¢3.666.000, es decir, ¢647.055 menos.

Esta es la tercera rebaja que hace el presidente a sus ingresos mensuales; en setiembre del 2019 renunció al rubro de gastos de representación, equivalente a ¢250.000 colones.

Plan en el Congreso

El Poder Ejecutivo presentó un plan de ley para reducir en un 15% las jornadas de los funcionarios con salarios superiores a ¢1,5 millones y, por consiguiente, bajar los sueldos en la misma proporción.

A los trabajadores estatales de instituciones de salud, seguridad y emergencias, vinculadas con la atención de la pandemia de coronavirus, no les aplicaría dicha medida.

Esa iniciativa regiría por 12 meses y proyecta un ahorro de ¢130 mil millones, de los cuales ¢44 mil millones se economizarían este año, siempre y cuando los diputados lo aprueben antes de setiembre.

Mientras que los restantes ¢86 mil millones, se restarían del gasto salarial en el ejercicio presupuestario de 2021.

Lo que se pretende ahorrrar bajaría a ¢91.300 millones si se decide compensar a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y al Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares (Fodesaf) por la reducción que percibirían en los aportes de esos empleados.

Con el proyecto del Gobierno, a un funcionario con un salario de ¢3 millones se le reduciría la jornada en un 15% y el salario le bajaría ¢450.000.

La fracción legislativa del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) impulsa otra propuesta para gravar los salarios públicos, como alternativa a este proyecto presentado por el Gobierno para reducir las jornadas.

Se trata de una iniciativa presentada por el diputado Rodolfo Peña, jefe de fracción del PUSC.

Su proyecto de ley consiste en cobrar una contribución solidaria a los servidores públicos y pensionados que, descontando impuesto de renta y cargas sociales, perciban más de ¢1,5 millones.

El aporte solidario es de un 25%, pero, no se cobraría sobre el monto total, sino sobre el exceso a partir de los ¢1,5 millones.

La medida aplicaría por tres meses, según el texto presentado desde marzo.