Yenci Aguilar Arroyo.6 septiembre, 2019
César (de camisa celeste) llegó a la firma de su crédito acompañado de su familia. Cortesía.
César (de camisa celeste) llegó a la firma de su crédito acompañado de su familia. Cortesía.

Luego de seis años de alquilar casa, César Lobo, su esposa Susana García y su hija Naomy ya cuentan con una vivienda propia, gracias al programa “Mi vivienda ahora sí, con Mucap”.

La familia Lobo Rivera fue una de las primeras beneficiadas con este programa, el cual consiste en brindar un crédito hipotecario para familias con ingresos entre ¢807.966 y ¢1.615.000.

“Teníamos seis años de alquilar casa, desde hace algunos años estábamos buscando una opción de crédito para tener casa propia, gracias al crédito tenemos nuestra casa propia y el trámite fue muy rápido y además tendremos una cuota muy cómoda”, manifestó César muy emocionado.

Complementario

Eugenia Meza, gerente general de Mucap comentó que este es un programa integral, que permite complementar el bono de vivienda con el crédito, para brindar facilidades a ese sector de la población que está en busca del financiamiento.

“La tasa de interés es menor a las tasas del mercado (8.05%) y el monto del bono es proporcional al del crédito, de manera que el bono se podrá utilizar como la prima de la vivienda. Hemos visto situaciones en las que las familias pueden hacer frente al pago de las mensualidades, pero no pueden pagar las primas. Además, este programa cuenta con la declaratoria de interés social, lo que permite un ahorro en temas como el traspaso y pago de peritos, por ejemplo”, manifestó.

Meza añadió que los préstamos van desde los ¢27 millones a los ¢62 millones y agregó que para el mes de setiembre esperan colocar unos ¢1.000 millones en créditos y al finalizar el año estiman haber colocado unos ¢5.000 millones en créditos.

“No podemos explicar lo emocionados que estamos por iniciar esta nueva etapa de nuestras vidas”, César Lobo, beneficiario.

“Este no es un programa permanente, se cuenta con un tope máximo de ¢43 mil millones, para beneficiar a cerca de 1.200 familias en todo el país”, indicó.

Para optar por este préstamo, los interesados no pueden tener otra vivienda ni tampoco contar con un bono de vivienda. Se puede aprobar a núcleos familiares diversos. Lo que no se puede es a personas que vivan solas, a menos de que sea adulto mayor.

“Celebramos estos primeros casos a partir de las líneas de crédito que el Gobierno ha promovido para que las familias de ingresos medios tengan condiciones crediticias favorables. Las personas pueden recobrar la confianza y concretar su sueño de tener vivienda propia, una prioridad para todas las familias costarricenses”, dijo Claudia Dobles, primera dama.

Esta iniciativa fue diseñada por el Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi) y las entidades financieras representadas en Finanvivienda, además contó con el respaldo del Gobierno de la República.