Marcelo Poltronieri.22 agosto, 2017

Si hubo una persona que se vio beneficiada con el eclipse de este lunes fue doña Lidia Urbina, ganadora del premio de La Teja y tiendas Monge de ese día.

Doña Lidia dice que casi se desmaya cuando le dijeron que había ganado. Foto: Sucursal GN
Doña Lidia dice que casi se desmaya cuando le dijeron que había ganado. Foto: Sucursal GN

Aunque usted no lo crea, el evento natural le trajo un saco de suerte a la vecina de Pavas, porque además de pegarse el premio ese mismo día le nació una bisnieta.

"Vea lo que me pasa, nunca había pegado y el día del eclipse me nació una bisnieta de un nieto que quiero mucho, viera qué contentera, ese eclipse me trajo suerte", contó doña Lidia. 

Urbina comentó que la mayor parte del evento se lo echó por tele, ya que cuando trató de salir a verlo afuera de la casa no pudo ver nada porque estaba todo nublado y porque tampoco tenía los filtros adecuados para hacerlo.

Una vez que la llamaron para decirle que había ganado el premio, la señora, de 74 años, dijo que se emocionó tanto que hasta le agarró mal de panza. 

"Yo no lo podía creer, casi me desmayo de la emoción porque nunca había pegado nada en mi vida", añadió. 

Doña Lidia dijo que aunque aún no se ha decidido en qué va a gastar la platica dice que por ahora ha pensado en arreglar el baño. 

Por ende, los ¢150.000 que tiene disponibles para invertir en Monge es probable que los gaste comprando un mueble para el baño. 

Mientras que con la otra mitad del premio dijo que es probable que se pegue una chineada y se compre alguna ropita.

La ganadora nos contó que sale todos los días a comprar La Teja en una pulpería que le queda cerquita de la casa y que si no es ella, un hijo suyo le hace el favor.