Karen Fernández.12 octubre

El Hospital Nacional de Niños cuenta desde el 2015 con un tomógrafo axial computarizado (TAC), donado gracias al aporte de los costarricenses a la Teletón.

El espacio donde se colocó el equipo se diseñó con temática de submarino, para conseguir que los menores de edad ingresen relajados a realizarse el examen.

El cuarto donde realizan las tomografías se diseñó para simular un submarino y que así los menores no teman los exámenes médicos. Foto: Cortesía Teletón
El cuarto donde realizan las tomografías se diseñó para simular un submarino y que así los menores no teman los exámenes médicos. Foto: Cortesía Teletón

El TAC tuvo un costo superior a los ¢425 millones y ha beneficiado a niños de las especialidades de ortopedia, oncología, cardiología, neurología y otorrinolaringología, reduciendo el tiempo que se tardaba en realizar los exámenes, minimizando el riesgo de radiación y brindando un diagnóstico médico más preciso.

Donación salvavidas

Mia Salazar es una de las niñas que se beneficiaron con la entrega del TAC, ya que por medio de los exámenes realizados se logró descartar el riesgo de que el tumor cerebral que poseía se hubiese reactivado.

Este equipo es más moderno que los que tenían en el hospital anteriormente, permite hacer 128 tomas en vez de las dos que hacía el viejo, lo que hace que los niños tengan que exponerse menos a la radiación para poder ver bien la lesión que presenten.

Además, por la forma en que se diseñó el cuarto donde se encuentra, hace más amigable el ambiente, pues hace sentir a los niños que están en el fondo del océano, navegando dentro de un submarino, lo que distrae sus pensamientos y los hace perder el temor.

Teletón agradece a Ópticas Münkel por ser su patrocinador en este 2018.