Bella Flor Calderón.21 enero, 2019
Don Guillermo Sandí Trejos se enganchó con La Teja desde hae cuatro años. Foto: Sucursales
Don Guillermo Sandí Trejos se enganchó con La Teja desde hae cuatro años. Foto: Sucursales

Desde hace cuatro años don Guillermo Sandí Trejos se suscribió a La Teja y empezó el reto de activar el código de la portada para pegarse uno de los premios que se regalan a diario.

Para su buena suerte, su insistencia fue premiada con el sorteo del domingo que regala medio melón.

Este vecino de Santa Ana se quedó con una tarjeta de regalo por ¢250.000 y una orden de ¢250.000 con los que se hará unos anteojos nuevos en Ópticas Visión.

“Cuando me llamaron me tomaron por sorpresa, porque aunque uno activa códigos y quiere ganar, no está preparado para que le digan que sí lo logró”, explicó Sandí.

Esa contentera la compartió su sobrina, Cecilia Zúñiga Sandí y el esposo, Eduardo Villegas Vargas con quienes vive. Contó que desde ya hace planes para sacarle buen provecho a la platica.

Además de hacerse un examen de la vista y unos anteojos para ver puras tejas, hará lo posible para rendir la tarjeta de regalo para darse unos gusticos.

“A mí me gusta mucho La Teja, la voy ojeando a ratos hasta que termino de leer toda, algo que disfruto mucho son los deportes, me permite saber cómo van los equipos de fútbol”, explicó.

Sábado también premia

Henry Villalobos Valerio fue otro afortunado ganador que pegó cuatro tejas el sábado con el sorteo diario.

Este vecino de La Uruca se quedó con una tarjeta de regalo por ¢200.000 y una orden de ¢200.000 para cambiar en Ópticas Visión, un premio apenas para iniciar el año resbalado con buena plata.