Karen Fernández.12 febrero, 2018
María Teresa Arias no tiene carrito, pero sí suerte para pegar. Cortesía La Guacamaya
María Teresa Arias no tiene carrito, pero sí suerte para pegar. Cortesía La Guacamaya

Doña María Teresa Arias, de 76 años, fue la ganadora del último premio de la promoción La Cuesta de Enero que La Guacamaya y La Teja le trajeron a sus lectores.

Ella recibió este lunes su certificado de regalo para canjearlo en cualquiera de las sucursales de La Guacamaya. Eso sí, nos contó que no tiene carro, por lo que anda en busca de un cliente para hacer negocio con él y de esa forma sacarle provecho al premio.

"Nosotros somos una pareja de adultos mayores que lo que más necesitamos es la platica para comprar comidita, entonces podría ponerme de acuerdo con alguien que necesite comprar los repuestos para el carro y tenga el dinero, y vamos juntos a canjear el premio", indicó doña Mari.

La afortunada vive junto a su esposo Tito Chacón y su hija Viria, de 51 años, que por un tumor quedó dependiente de su madre, pues no camina ni habla.

Esta vecina de San Antonio de Coronado es de poco salir, justamente por la condición de su hija, por eso, pese a los 56 años que tiene de casada, no ha planeado nada para celebrar con su esposo.

Nos contó que el secreto de tantos años de casada es tener mucha paciencia y tolerancia.

Doña Mari tiene otros dos hijos, Wilberth y Enio Chacón, pero el primero vive en Estados Unidos desde hace 20 años y el otro, que vive en El Alto de Guadalupe, es el que le echa la mano con su hermana.

La señora ha sido ama de casa toda su vida y nos contó que es amante de cocinar y su especialidad son las verduritas, siempre le piden que las prepare.

Arias nos dijo también que tanto ella como todos sus hijos son manudos y se encuentran muy contentos de la mejorara del equipo para esta temporada.