Yenci Aguilar Arroyo.12 julio
Incluya en su dieta una gran variedad de frutas y vegetales y aproveche los productos de temporada, pues son más baratos. Archivo.
Incluya en su dieta una gran variedad de frutas y vegetales y aproveche los productos de temporada, pues son más baratos. Archivo.

Una buena alimentación le ayudará a fortalecer su sistema de defensas y así evitará la entrada de virus y bacterias a su organismo, principalmente con la llegada del invierno y las ondas tropicales.

De acuerdo con el Ministerio de Salud, a mediados del mes de junio se registraron 3.747 casos de virus respiratorios, mientras que en el mismo período del año pasado se contabilizaron 2.310 casos, lo que representó un aumento del más de 60%. Además, se registran 88 muertes por virus respiratorios, de los cuales 15 fueron por gripe.

Para la nutricionista Melania Cevo, la alimentación es clave para mantener las defensas altas.

“Los problemas que atacan al sistema inmune y provocan que las personas tengan defensas bajas son muy comunes, es una situación que los expone a padecimientos que pueden en un futuro ser graves”. explicó.

Una persona con las defensas bajas puede llegar a tener infecciones, diarreas, virus o resfríos más de 3 veces al año y puede tener otros síntomas como fatiga, alergias, dolores constantes de garganta, caída de cabello y dificultad para concentrarse.

Alimentos poderosos

La nutricionista recomendó tener una alimentación variada para que el cuerpo reciba los distintos nutrientes que necesita.

“Los productos altos en fibra e integrales son los mejores, como los cereales, el arroz integral, los frijoles, los garbanzos y las lentejas. La hidratación es fundamental, tome al menos 8 vasos de agua al día”, expresó.

Además, Cevo dijo que es bueno consumir productos de colores fuertes, como espinacas, brócoli, zanahoria, tomate, camote, chile dulce y ayote.

Una ventaja que hay en el país es la gran variedad de alimentos, por lo que se pueden adquirir según las temporadas y hasta le ayuda al bolsillo porque son más baratos.

Hágale la cruz: Consumir grasas saturadas, alcohol, gaseosas y grasas de origen animal (queso crema, natilla) impiden que los glóbulos blancos ataquen bacterias y debilitan las defensas.

“También es bueno mantener en la dieta alimentos como coliflor, ajo, mostaza, rábano, mora, naranjas, limones, remolacha, hongos, y huevos”, añadió.

Otros consejos que brinda la especialista son mantener una adecuada higiene y limpieza, desinfectar y lavar sus manos de forma regular y combatir el estrés mediante el ejercicio.

En los primeros meses del año se registraron 3.747 casos de virus respiratorios. shutterstock.com
En los primeros meses del año se registraron 3.747 casos de virus respiratorios. shutterstock.com
¿Qué provoca una baja en las defensas?

Una de las principales causas de la baja de las defensas es descansar poco. No dormir lo suficiente puede reducir la capacidad del cuerpo de defenderse contra los virus, menos de 4 horas de sueño reduce hasta en un 50% la producción de anticuerpos en el ser humano.

Además, el estrés crónico disminuye de forma significativa la capacidad del sistema inmunológico de combatir las enfermedades.

“Quienes no realizan ejercicio también se ven expuestos y tomar antibióticos en exceso hace al cuerpo más vulnerable”, finalizó.