Evelyn Arce, Eduardo Vega, Christopher Camacho.13 junio, 2017
Don Carlos Camacho y doña María Cecilia Ramírez se quedaron esperando el bus casi dos horas. FOTO: ADRIÁN SOTO
Don Carlos Camacho y doña María Cecilia Ramírez se quedaron esperando el bus casi dos horas. FOTO: ADRIÁN SOTO

Don Carlos Camacho y doña María Cecilia Ramírez llegaron desde Río Frío de Sarapiquí a una cita al hospital México, en la cita les fue pura vida, pero cuando salieron no tenían como irse para el centro de Chepe.

Los señores esperaron durante casi dos horas a que pasara el bus por la parada que está al frente del hospi para ir hasta Chepe a agarrar el de Río Frío, pero no sabían que el servicio fue suspendido.

La pareja tuvo que irse en taxi para no perder el bus, que salía a la 1 de la tarde, hacia su pueblo porque ya tenían en sus manos el tiquete.

La situación de estos dos señores, la sufrieron también miles de usuarios que siempre viajan con las empresas autobuseras Biusa (INA La Uruca S. A.) y Transportes Guilial S. A, las cuales este martes se declararon en quiebra y suspendieron el servicio.

Muchos de los usuarios tuvieron que jugársela para buscar transporte. La Teja comprobó en un recorrido que usaron taxis, Uber, busetas y muchos decidieron trolear.

En las afueras del hospital México era donde había más gente esperando que pasara el bus. FOTO: ADRIÁN SOTO
En las afueras del hospital México era donde había más gente esperando que pasara el bus. FOTO: ADRIÁN SOTO
Sin platica 

El problemón se armó porque según las empresas Biusa y Transportes Guilial S. A. no tienen plata para seguir breteando y están al borde de la quiebra, por lo cual acusan a la Aresep de no aprobarles una "tarifa de salvamento" por la supuesta crisis económica que atraviesan.

Uno de los empresarios de Biusa, don Alfredo Villalobos, nos comentó ayer, mientras protestaba frente a la Aresep, que ellos son empresarios honestos, transparentes y honrados y que son una de las pocas empresas de buses que reportan sus ingresos y sus gastos con verdadera honestidad.

“Aquí no se trata de mentirle al pueblo, por eso, tenemos las puertas abiertas de nuestras cuentas, le hemos dicho al Gobierno que venga a nuestras oficinas para que compruebe el estado casi de quiebra en que estamos, le hemos dicho a la Aresep que mande su gente, incluso hemos invitado a la Defensoría de los Habitantes, pero nadie ha querido escucharnos. Vivimos una inseguridad jurídica tremenda y estamos al borde de la quiebra.

Algunos de los vecinos de La Carpio les tocó trolear hasta la casa. FOTO: ADRIÁN SOTO
Algunos de los vecinos de La Carpio les tocó trolear hasta la casa. FOTO: ADRIÁN SOTO

"Recientemente compramos 70 buses modelo 2017 que tienen lo último en tecnología, trabajamos honestamente, cumplimos los horarios establecidos en cada ruta. Para darles un ejemplo, la ruta de barrio México vale 130 colones, ¿cuál ruta del país se mantiene en ese precio?”, cuestionó el empresario autobusero.

Ambas empresas dicen que la tarifa no reconoce el costo real para cubrir los kilómetros que deben recorrer y que el nuevo modelo de cálculo tarifario de la Aresep no reconoce los costos ni los gastos de mantenimiento y menos la inversión.

La empresa Biusa (INA La Uruca S. A.) daba el servicio a rutas como San José-Hospital México-La Uruca, La Uruca-barrio Corazón de Jesús, San José-La Uruca-León XIII, San José-La Uruca-Parque de Diversiones, San José-La Carpio, entre otras.

Mientras que la empresa Transportes Guilial da el servicio para las comunidades de barrio Escalante-UCR-San José, barrio México-San José, La Cruz-Seminario- San José y El Carmen-San José.

Los choferes de bus, autobuseros y hasta el pueblo se fueron a manifestar a la Aresep para defender el servicio. 

"Apoyar a la empresa en La Carpio es apoyar a los vecinos. la medida de nosotros es hacer presión para que aprueben el aumento de una forma justa, sin afectar a los habitantes", aseguró don Abelino Méndez, presidente de la asociación San Vicente de La Carpio. 

Los autobuseros se manifestaron afuera de la Aresep para pedir que se reconozca la tarifa. FOTO: JOHN DURAN
Los autobuseros se manifestaron afuera de la Aresep para pedir que se reconozca la tarifa. FOTO: JOHN DURAN
En veremos 

Sin embargo, el CTP informó que, ante la decisión que tomaron de la noche a la mañana las dos empresas, ya empezaron a notificar a otras compañías autobuseras interesadas para que brinden el servicio y de esa forma evitar más inconvenientes a los usuarios.

Mediante un comunicado de prensa, Biusa y Transportes Guilial aseguraron que no tenían ninguna solución para la crisis que están pasando.

Como medida de presión a la Aresep los empresarios aplicaron tortuguismo con sus unidades por la ruta 27, que va de Chepe a Caldera y llegaron hasta las oficinas de la reguladora en Santa Ana.

Ante esa situación, la Aresep aseguró que era ilegal que las empresas tomaran la decisión tan repentina de no dar más el servicio sin avisar con anticipación.

"Las empresas Biusa y Guilial no han presentado formalmente una solicitud de ajuste de tarifas ordinario desde el año 2011. Dicho trámite tarda alrededor de 3 meses, debe realizar la audiencia pública que exige la Ley 7593. Es dentro del proceso de tarifa ordinaria donde se determina si se requiere un ajuste para restituir el equilibrio financiero de la empresa", informó la Aresep mediante un comunicado de prensa y aseguraron que están en la mejor disposición de analizar las tarifas.

Algunos dueños de busetas se pellizcaron y dieron el servicio que no ofrecían los autobuseros. FOTO: ADRIÁN SOTO
Algunos dueños de busetas se pellizcaron y dieron el servicio que no ofrecían los autobuseros. FOTO: ADRIÁN SOTO