Eduardo Vega.23 febrero, 2019

Cristian Alvarado es un recolector de basura que admira al escultor Jorge Jiménez Deredia que, por esas casualidades de la vida, le tocó disfrutar y sufrir las obras de este artista.

Amanecieron como conectados, pero sin saberlo. Deredia se levantó a las 5:30 de la mañana y su esposa le hizo el desayuno; Cristian se levantó a la misma hora y su mujer hizo lo mismo por él. Ambos se despertaron pensando en la plaza de la Democracia porque los dos tenían asuntos importantísimos que tratar a las 10 a. m. ahí.

Cristian tiene cinco meses de chanear la Plaza de la Democracia, sin embargo, Jiménez Deredia vino a revolcarle el orgullo y el sentimiento con sus obras. Foto Eduardo Vega Arguijo.
Cristian tiene cinco meses de chanear la Plaza de la Democracia, sin embargo, Jiménez Deredia vino a revolcarle el orgullo y el sentimiento con sus obras. Foto Eduardo Vega Arguijo.

El pasado miércoles 20 de febrero, Jiménez inauguró su exposición de 27 esculturas por todo Chepe, llamada La fuerza y la universalidad de la esfera. El escultor le decía a la gente “hay que amar cada minuto de la aventura de nuestras vidas, pero debemos amarlos con profundidad. Hay niños que pierden su vida de tres o cuatro años, pero le ayudan al universo a cumplir su destino con su propia existencia”.

Posiblemente, no hubo otra persona a la cual le pegara más fuerte en el corazón, en el alma y en su vida esas palabras del artista que al mismo Cristian, pues sintió que ese discurso, de la persona que tanto admira, era casi que para él.

“Desde que las esculturas de él llegaron aquí, estoy viviendo dos sentimientos muy diferentes, por un lado, el orgullo de ver estas preciosidades que él hace, por el otro… es que Jiménez Deredia habla en sus obras de la vida, del nacimiento y me ha revolcado el recuerdo de mi hijo Ramses, que se me murió hace varios años y estas obras me lo recuerdan a cada rato… es duro, muy fuerte”, comentó Cristian.

“Tengo cinco meses de ser el encargado de mantener esta plaza bien limpiecita, pero hoy (el pasado 20 de febrero) es un día especial, es que venía el hombre, Jiménez Deredia es grande, lo admiro demasiado, no es un día cualquiera para mí, es un día especial, me encanta todo lo que él hace y me siento orgulloso como tico", agregó.

Por todo Chepe se puede disfrutar el trabajo artístico de JIménez Deredia. Foto Melissa Fernández.
Por todo Chepe se puede disfrutar el trabajo artístico de JIménez Deredia. Foto Melissa Fernández.
Conectados

De nuevo, como conectados, Jiménez Deredia resaltó la vida en su discurso inaugural de la exposición. “En este viaje (el de la vida) nos hemos olvidado de contemplar, pararse un instante, ver el cielo, ver el mensaje de los dioses”, explicaba el artista.

Algo que terminó de confirmar en el barrendero que muchas de esas palabras eran para él.

“Quiere que le diga algo, al final, a pesar del dolor, también me quedó claro que Jiménez Deredia le encanta la vida y eso es algo en lo cual nos parecemos porque tras la muerte de mi hijo he aprendido a disfrutar cada instante al máximo, a ser feliz con lo que tengo, por eso disfruto cada segundo con Benjamín, mi otro hijo… a pesar del dolor de mi pérdida, la vida gana porque hasta me traje ya a mi esposa (doña Keylin Zamora) y a Benja para que nos tomáramos una foto con estas maravillas, es que lo que hace Deredia es sin palabras, es un monstruo”, añadió el pulseador.

Infórmese y disfrute. Durante los cinco meses en que se mantendrá la exposición, la municipalidad de San José puso tres puestos para que usted pueda obtener todos los detalles de La fuerza y la universalidad de la esfera, en el Club Unión, en la plaza de la Democracia y en la plaza de la Cultura. Las visitas guiadas se realizarán sábados y domingos a partir de marzo. Las 27 esculturas estarán hasta el 14 de julio.

Una vez que el escultor terminó el acto inaugural se fue al segundo piso del museo de Jade para recordarle a estudiantes de quinto y sexto grado de la escuela San Ángel de San Isidro de Heredia, la importancia de amar con todo el corazón lo que se hace.

Cristian, después de ese discurso manifestó que “hoy es un día especial, tengo que mantener esto bien limpio porque aquí están estas maravillas de un artista nuestro".

Mientras el artista daba su discurso inaugural, hablando del valor de la vida, Cristian, recolector de basura, nos hablaba de disfrutar cada instante que se respira. Foto Melissa Fernández.
Mientras el artista daba su discurso inaugural, hablando del valor de la vida, Cristian, recolector de basura, nos hablaba de disfrutar cada instante que se respira. Foto Melissa Fernández.

“Pero no nos vamos a quedar aquí, iré con mi familia a visitar las veintisiete esculturas, sé que lo vamos a disfrutar mucho, cada una es especial y lo haremos celebrando la vida y el amor. A mí me encanta mi trabajo, pero estos días venir tiene algo diferente que lo alegra más. Yo las vuelvo a ver a cada rato, me encantan”.

Deredia en el celu

Las 27 esculturas del artista tico están al alcance de su mano con una aplicación diseñada por Kölbi. En esa app vienen detalles de todas las obras, así como del museo de Jade, la cultura Precolombina y el museo del Banco Central (la sala del Museo de Oro).

“Aquí llega el chiquillo de los cafetales a traer gran parte de su pensamiento y de su obra con las dimensiones que ambos tienen”, Jiménez Deredia, escultor.

La aplicación puede ser utilizada por personas no videntes, porque las descripciones escritas y fotográficas, vienen acompañadas de una versión para escuchar la información de los tamaños y los materiales de cada escultura.