Shirley Sandí.24 abril
08/02/2019. San Pedro. Hora: 06:05 p.m. Fotografías de la residencia del embajadador de Venezuela, ubicada en San Pedro de Montes de Oca, donde a las seis de la tarde no se observaba ningún movimiento. Fotos: Mayela López
08/02/2019. San Pedro. Hora: 06:05 p.m. Fotografías de la residencia del embajadador de Venezuela, ubicada en San Pedro de Montes de Oca, donde a las seis de la tarde no se observaba ningún movimiento. Fotos: Mayela López
08/02/2019. San Pedro. Hora: 06:05 p.m. Fotografías de la residencia del embajadador de Venezuela, ubicada en San Pedro de Montes de Oca, donde a las seis de la tarde no se observaba ningún movimiento. Fotos: Mayela López
08/02/2019. San Pedro. Hora: 06:05 p.m. Fotografías de la residencia del embajadador de Venezuela, ubicada en San Pedro de Montes de Oca, donde a las seis de la tarde no se observaba ningún movimiento. Fotos: Mayela López

El régimen de Nicolás Maduro traspasó a manos del exdiputado tico Álvaro Montero Mejía la casota que usó el embajador de Venezuela en Costa Rica.

Según dio a conocer el diario La Nación es una residencia de 4.400 metros cuadrados ubicada en Los Yoses, Montes de Oca, y que estuvo inscrita a nombre del Gobierno de Venezuela desde 1992.

El traspaso ocurrió justo después de que el Gobierno de Carlos Alvarado reconociera al opositor Juan Guaidó como presidente encargado del país suramericano y ordenara a los diplomáticos chavistas a irse del país.

Con ese traspaso el régimen venezolano evita que la casota sea usada por la nueva embajadora de Venezuela, María Faría.

Montero Mejía fue diputado de izquierda para Pueblo Unido entre 1983 y 1986.

Luego la ha pulseado para regresar a la curul con varios partidos. Uno de ellos fue con el PIN en el 2006.

Mejía está en la lista de pensionados de lujo, recibía ¢6,4 millones en el 2014.

Mejía aceptó a La Nación que firmó el traspaso y que lo hizo “con la condición de que se le permitiera utilizarlo como un centro de cultura, no a favor del Gobierno de Venezuela”.

La nueva embajadora Faría aseguró que su representación diplomática indicó que analizará los alcances legales de este caso “ya que el mencionado bien forma parte del patrimonio del Estado venezolano”.

Agregó que llevarán a cabo todas las acciones legales necesarias para el resguardo de la propiedad. “No permitiremos que continúe el robo y desmantelamiento de los recursos de bienes de Venezuela por parte de quienes representan a la dictadura usurpadora”, dice un comunicado.