Bryan Castillo.5 abril, 2018
Chang se convirtió en el primer latino en salir de la Tierra en enero de 1986. Foto: Archivo.
Chang se convirtió en el primer latino en salir de la Tierra en enero de 1986. Foto: Archivo.

El primer satélite costarricense llegó sano y salvo a la Estación Espacial Internacional (EEI) este miércoles por la mañana y empató así una hazaña que era de Franklin Chang, el único compatriota que había visitado ese lugar de investigaciones científicas.

Chang fue a la estación en el año 2002, en su último viaje fuera del planeta. En total, Chang abandonó la Tierra siete veces entre 1986 y el 2002 y en cada una provocaba que a cada compatriota se le llenara el pecho de orgullo.

El satélite nacional viajó al espacio en la cápsula Dragon, de SpaceX, junto a otros suministros para los astronautas que viven en la órbita.

La llegada del satélite hace recordar la gesta de Chang, que empezó el 12 de enero de 1986, cuando se convirtió en el primer astronauta latinoamericano en viajar al espacio.

Un día después La Nación informó así: “Frankling Chang Díaz se convirtió ayer en el primer costarricense en realizar un viaje espacial, al partir, a las 5:55 am, hora de Costa Rica. La misión, que originalmente debió partir el 18 de diciembre pasado, fue postergada en seis ocasiones por fallas en el transbordador y por el mal tiempo imperante en la región”.

Tuvieron que pasar 32 años para que algo hecho en Costa Rica saliera nuevamente del planeta.

El pequeño satélite forma parte del Proyecto Irazú y fue elaborado por ingenieros ticos del Tecnológico (TEC).

Este aparato, que mide aproximadamente 10 centímetros de ancho, 10 de largo y otros 10 de fondo, servirá para tomar datos de los bosques con el fin de medir los niveles de dióxido de carbono para luego crear mecanismos que ayuden a reducir los impactos de este componente en el medio ambiente.

El satélite llegó a la EEI este miércoles. Foto: Archivo.
El satélite llegó a la EEI este miércoles. Foto: Archivo.

En esta iniciativa participaron miembros de la Asociación Centroamericana de Aeronáutica y del Espacio, ingenieros y estudiantes del Instituto Tecnológico y varias empresas privadas.

Pura felicidad

Ronald Chang, fundador de ACAE y hermano del astronauta Franklin Chang, habló con La Teja desde Estados Unidos y se mostró complacido por este gran paso espacial que dio Costa Rica.

“No cabemos en nuestro orgullo por el logro que alcanzó Costa Rica. La Estación Espacial Internacional está recibiendo, nuevamente, algo hecho en Costa Rica después de que mi hermano estuviera en siete misiones. Ahora esto nos vuelve a ilusionar porque es algo cien por ciento nacional”, afirmó.

“Franklin está muy emocionado, él ha dicho que se se pueden romper las barreras espaciales para los ticos y eso hay que promoverlo. En Costa Rica hay mucha gente que tiene el deseo de incorporarse a estas iniciativas y eso hay que animarlo aún más”, agregó.

Cuando cumpla su vida útil, el satélite será desechado en el espacio, donde se degradará hasta desaparecer.