Por: Marcelo Poltronieri.  13 marzo

Ahora sí que se acabaron las argollas en la Asamblea Legislativa. Bueno, por lo menos las que tienen que ver con familiares.

Gracias a esta ley, los dipus ya no podrán pasarse de vivillos metiendo a familiares a trabajar con ellos. Foto: Rafael Pacheco
Gracias a esta ley, los dipus ya no podrán pasarse de vivillos metiendo a familiares a trabajar con ellos. Foto: Rafael Pacheco

Esto porque la mañana de este martes el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, firmó la Ley Contra el Nepotismo en la Asamblea Legislativa, la cual prohíbe a los diputados nombrar a familiares dentro de esta institución.

“Este importante proyecto presentado por el diputado Gerardo Vargas del partido Frente Amplio, es un tema esencial que da mayor transparencia a la gestión pública, que controla y elimina de manera específica los nombramientos de familiares en la Asamblea Legislativa. Esto pareciera ser la culminación de un largo proceso que este gobierno ha acompañado por darle mayor claridad a la forma de cómo, desde lo ético, se gestiona los asuntos públicos”, comentó Luisgui.

Además, la Sala Constitucional se había pronunciado sobre esta nueva norma, al expresar la necesidad de establecer limitaciones razonables en las plazas, tanto de confianza, como de concurso para evitar excesos.