Felipe Arrieta.1 abril

José Figueres Ferrer le heredó a su hijo José María la forma de ser, los gestos, la baja estatura y hasta la forma de disimularla.

En el encuentro que tuvo Figueres Olsen con Óscar Arias el lunes, en el Balcón Verde, llamó la atención los zapatos del hijo del caudillo. Además de estar bien embetunados, los cachos negros que andaba José María, de 61 años, tenían una suela que lo tiran, al menos, tres centímetros para arriba.

Hasta en eso salió idéntico al tata, quien en sus años mozos se ganó el apodo de Pepe Tacones por usar zapatos que le ayudaban a verse más alto.

José María Figueres usa unos zapatos con plataforma para verse más alto. Foto Rafael Murillo
José María Figueres usa unos zapatos con plataforma para verse más alto. Foto Rafael Murillo

Don Pepe, quien falleció en junio de 1990, a los 84 años, gobernó el país tres veces.

“Era una persona de baja estatura, con ese afán de parecer más alto usaba unos zapatos de plataforma mayor o de tacones y lo conocían con ese apodo, Pepe Tacones”, explicó el historiador nacional Óscar Aguilar Bulgarelli.

La “ex” lo cantó

La primera esposa de José Figueres Ferrer, Henrietta Boggs, contó en su libro “Casada con una leyenda” uno de los secretos del fundador del Partido Liberación Nacional.

“Dado que su estatura no superaba el metro cincuenta y seis, siempre usaba tacones altos, aún dentro de la casa”, describió doña Henrietta.

A pesar de la notable diferencia de estatura, ya que Henrietta era alta como la mayoría de las gringas, Pepe no tuvo problemas para conquistarla y después de nueve meses de jalar se casaron.

Henrietta Boggs era bastante más alta, pero don Pepe siempre encontraba la forma de disimularlo. Foto de archivo.
Henrietta Boggs era bastante más alta, pero don Pepe siempre encontraba la forma de disimularlo. Foto de archivo.
Pequeñas bromas

Según los historiadores Óscar Aguilar y Miguel Salguero, los enemigos de Figueres Ferrer siempre usaron la estatura en su contra.

“Todos los enemigos políticos a lo interno lo tomaban como una manera de disminuirlo, de hacer chota, todo el mundo lo utilizaba para chotearlo”, explicó Aguilar.

“La gente le daba muchas bromas, era muy normal como somos los ticos, cuando decían tacones, ya sabía uno que se referían a Figueres, pero a él no le molestaba”, dijo Salguero.

Para Aguilar, el uso de estos trucos para verse más alto tiene su razón de ser.

“Hacen una relación entre estatura y el porte para ejercer el poder, tal vez un enano no tenga la personalidad para gobernar”, aseguró Aguilar.

La Teja trató de conversar con don José María, quien dirigió al país de 1994 a 1998 y sueña con volver a la presidencia, sobre este truco que le heredó su papá, pero José Manuel Peña, encargado de prensa de Chema, nos respondió que ayer estaba con un montón de reuniones y que no nos podía atender.

Para tratar de entender por qué usa plataformas para verse más alto hablamos con la sicóloga María Esther Flores.

“La autoimagen es lo que voy a proyectar y si le puedo agregar un plus me valgo de pequeños trucos, no necesariamente es un complejo, sino querer dar una buena imagen, en la parte masculina ser alto es más poder, pero eso es un estereotipo”, explicó Flores.